La bruja Circe

Me preguntas como crear rituales, pues te digo que no hacen falta palabras es en latín, griego o copto. Cada vez que pones la intención mueves la energía, cada vez que tomas consciencia del significado oculto de las cosas y elementos que usas creas magia.

Imagina la magia y el rito que encierra preparar y compartir una infusión, va en ello la intención, pagas con tu tiempo, pones a disposición de quien lo recibe tu fuerza interior, tus oídos y muchas veces tu paciencia, para ayudar a quien escuchas.

Lo harás con la hierba indicada para cada dolor o la harás de todas formas con la que encuentres a mano. Lo importante es curar y asistir a quien tiene una aflicción. Una infusión es un ritual, un hechizo y un conjuro, todo en una taza listo para actuar. Prepara un té o un café usa toda su magia mientras seleccionas el recipiente, bendícelo con tus manos, pásale tu energía sanadora. Deja que reposen para que la energía sanadora las colme.

Invocará a los cuatro elementos y estarán presentes en ese ritual: El fuego trasformador de la energía que calienta el agua que es limpiadora y creadora que es el medio en dónde se mezclan ingredientes e intención y libera las propiedades de las hierbas. La Tierra, representada por las hierbas que son su regalo para sanar. El aire, representado por el vapor y aroma.

Y cuando la entregas con intención de ayudar de escuchar, de sanar, recuerda que en esa taza vive la energía del Sol que hizo crecer las hierbas y la de la luna que por las noches iluminaba los campos en dónde las recolectó y eso convertirá esa simple infusión en un ¡hechizo!

Al entregarlo piensa o di en voz alta “que tu cuerpo lo beba y te sane, que recuperes la alegría, alejes la tristeza, expulses la oscuridad, calmes tu mente y el daño te duela menos. Con esta taza te envío energías para que tu alma florezca y entibie tu corazón.

Bendita seas. Que tengas un buen día.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here