Una relatora de la ONU pide a Israel la liberación inmediata de Juana Ruiz
Archivo - Un manifestante con una foto de la española Juana Ruiz, detenida por Israel - Diego Radames/SOPA Images via ZU / DPA - Archivo

La Relatora Especial de la ONU sobre la situación de los defensores de los Derechos Humanos, Mary Lawlor, ha pedido este miércoles a Israel la «liberación inmediata» de la trabajadora humanitaria de origen extremeño Juana Ruiz. Cabe recordar que Ruiz  está detenida desde abril, entre otros delitos, por pertenecer a una organización ilegal por su trabajo para la ONG palestina Health Work Committees (HWC).

El juicio de la trabajadora de la ONG en un tribunal militar israelí comenzó este martes y fue aplazado hasta el 1 de septiembre. Ahora, la relatora ha mostrado en un comunicado su preocupación por los arrestos, acoso, criminalización y amenazas contra defensores de los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos e Israel.

La relatora de la ONU, un cargo independiente, está «conmocionada» por el hecho de que miembros de HWC, «que ofrecen servicios de salud a palestinos que viven en áreas remotas de Cisjordania, hayan sido detenidos, interrogados y puedan ser criminalizados por su trabajo en Derechos Humanos«.

La directora de la ONG, Shatha Odeh, y Juana Ruiz, que era coordinadora de proyectos, se encuentran encarceladas en la prisión de Damoun mientras que su tesorero, Tayseer Abu Sharbak, está en la de Ofer.

Más de 30 años en Cisjordania

Juana Ruiz, que reside desde hace más de tres décadas en Cisjordania, fue detenida el 13 de abril por las fuerzas de seguridad israelíes y permanece en prisión provisional. El estado israelí la acusa de de cinco cargos, tres en relación con su trabajo en HWC –ilegal a ojos de Israel–, además de introducir dinero en los territorios palestinos y recibir  fondos con falsas pretensiones.

«Pido a las autoridades israelíes que liberen a los tres defensores de los Derechos Humanos inmediatamente«, ha insistido Lawlor, que también ha pedido a las autoridades que investiguen las denuncias de supuestos malos tratos contra las dos mujeres.

«El deterioro de la salud de Odeh y el confinamiento en solitario de Ruiz son extremadamente preocupantes», ha reconocido. Según su comunicado, Odeh, que presenta problema de salud previos, vio denegado inicialmente su acceso a medicamentos y ropa limpia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here