Unas 200 personas, entre actores, músicos, narradores, miembros de corales musicales y extras, participarán en la primera Pasión Viviente que se representará en la ciudad. Tendrá lugar el jueves 22 del presente mes de marzo, por las calles y plazas del casco antiguo, y servirá como preámbulo a la Semana Santa.

Se trata de un proyecto de la Unión de Cofradías de la ciudad en el que ha implicado a numerosos colectivos vecinales, instituciones y asociaciones, que representarán un texto de César García bajo la dirección escénica de Andrés Mata, que en su presentación indicaba que la idea “no es mostrar unas imágenes iconográficas a modo realista, sino constatar escenas evocadoras con apoyo musical que emocionen al espectador”, que podrá seguir la Pasión de Jesucristo por toda la parte antigua.

Las escenas arrancarán hacia las 20,30 horas en la plaza de Canilleros y está previsto que concluyan dos horas más tardes en San Mateo. La representación teatral contará con alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), como el personaje central, pero también con cacereños que han querido sumarse a esta experiencia que busca ser un aliciente más de la Semana Santa cacereña.

Tendrá lugar el jueves 22 de marzo a partir de las 20:30 h

El montaje se ha concebido en dos partes. Las escenas del Prendimiento, el Juicio de Caifás y el Juicio de Pilatos se desarrollará en las plazas de Santa María y San Jorge; y después comenzará el Vía Crucis, representando las últimas horas de Cristo, en el Arco de la Estrella, y discurriendo por los adarves de la muralla para terminar en la plaza de San Mateo con una crucifixión “que el público sentirá pero no verá”, indicaba Mata.

Y es que el planteamiento estético de esta Pasión Viviente “no es al uso”, y mientras la primera parte se apoyará en diálogos entre los personajes, en la segunda un narrador irá contando la historia y primará la música y el canto con un “lenguaje metafórico”.

La intención es que este proyecto tenga continuidad en el tiempo, que sea un evento más de la Semana Santa de Cáceres con una fecha fija, haría constar el presidente de la Unión de Cofradías, Santos Benítez, que agradeció el apoyo económico de diferentes instituciones y empresarios.

Según añadió Benítez, para esta primera Pasión Viciente “teníamos el factor humano, el texto, el escenario, pero nos faltaba el económico”, pero gracias al apoyo del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, que ha aportado 6.000 euros, y de las fundaciones Valhondo-Calaff, Mercedes Calles y Tatiana Pérez de Guzmán, que han aportado otros 4.500 entre las tres, “hemos contado con una cifra suficiente para asumirla”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here