Joseph Alan Ney-Jun
De Michigan de toda la vida

Antes de salir de los Estados Unidos, viajar a otros países era un sueño para mí, un imposible. Cuando mi universidad me dijo que yo podía ir a Europa para aprender español, ¿cómo iba a desperdiciar esta oportunidad? Mi experiencia aquí está siendo fascinante. Los Estados Unidos es un país grande pero solo tiene 242 años y tiene una historia muy diferente a Europa. En la parte antigua, solamente la muralla tiene más años que EE.UU. Aunque hay mucho patrimonio que se ha destruido, afortunadamente en Cáceres puedo ver castillos, catedrales o iglesias.

Me decidí por Extremadura gracias a un programa de mi universidad en el que podía elegir venir a Cáceres o Madrid. Después de aprender sobre los museos, el puente de Alcántara, la universidad y la parte antigua, supe no había otro lugar para mí.

Ahora vivo con una familia española en Casa Plata. Aunque estoy lejos del centro de Cáceres, estoy muy contento de vivir en esta zona y no querría vivir con nadie diferente.

Las costumbres en España son muy diferentes que las de Estados Unidos pero no he sufrido de choque cultural (aunque debo mantener mi cuarto más limpio). Estoy adaptándome a la vida diaria como los horarios y cosas básicas como pedir en restaurantes o ir al médico. El otro día no me encontraba bien y ‘mi madre española’ me preguntó si yo quería ir al médico. Me quedé sorprendido porque en los Estados Unidos no tengo seguro y no puedo ir a un médico simplemente sin pagar un dinero considerable. Aquí es totalmente diferente.

Cuando hablo con otras personas enseguida notan que no soy de España. Mi nivel de español es suficiente para mantener una conversación, pero no puedo evitar tener acento americano. Sin embargo, no he encontrado un extremeño que fuera desagradable y cuando necesito ayuda, siempre hay alguien que puede hablar un poco inglés o es muy paciente conmigo. Mi consejero académico me dijo que casi nadie en Cáceres sabe inglés y me preparé para la inmersión lingüística y cultural. Afortunadamente he conocido muchas personas de Cáceres o de Erasmus que hablan español y quieren a aprender inglés.

No estoy arrepentido sobre mi elección. Aparte del descubrimiento de América, los Estados Unidos no saben mucho sobre la historia de España. Es algo que no se estudia en nuestros institutos pero yo siempre sentí curiosidad. Ahora puedo aprender más de la historia, la cultura y la identidad de los extremeños así como de otros españoles. Estoy muy agradecido de que mi familia de aquí y Cáceres me hayan aceptado tan amablemente cuando llegué. Ellos han hecho que mi adaptación sea más fácil. Estoy contento en Cáceres ¡Planeo continuar explorando tanto como pueda!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here