Andrés Sánchez, natural de Cabezuela del Valle, debe su vida a una donante de 18 años cuya médula fue compatible con la de este joven de 34 años al que en cuestión de horas le cambió su destino. Acababa de pasar el fin de semana con sus amigos y había estado de fiesta hasta la madrugada, pero el lunes al hacerse unos análisis porque estaba cansado “todo cambió”. Fue cuando le detectaron un síndrome mielodisplásico (SMD) por el cual las células madre sanguíneas producidas por la médula ósea y encargadas de la producción de todas las células de la sangre no maduran y por lo tanto, no se convierten en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas sanas. Inmediatamente, ingresó en el Hospital de Salamanca, que es el Centro de Referencia de trasplantes de médula. En Extremadura, el Hospital Infanta Cristina ya realiza trasplantes, aunque siempre que la médula donada provenga de otro familiar.

Desde la detección de su enfermedad, Andrés pasó meses en la habitación porque sus defensas estaban bajas y un hongo en el pulmón estuvo a punto de acabar con su vida. Afortunadamente pudo salir adelante y todo gracias a una joven donante, de la que, como establece la ley, no puede saber nada más.

Salud en femenino

Como esta mujer, centenares de ellas acuden en Extremadura a sus centros de salud en busca de información sobre cómo donar médula, de hecho, del histórico de donantes acumulados en Extremadura el 70% es mujer frente al 30% que es hombre.

Para María Virtudes, presidenta de la Asociación para la Donación de Médula Ósea (ADMO) estas cifras no hablan mal de ningún sexo, sino que muestran simplemente una realidad, al igual que es real el descenso del número de donantes en el último año por el cambio de normal. Desde enero de 2018 el rango de edad se ha limitado y si antes se podía donar desde los 18 a los 55 ahora solo hasta los 40. Esta ha sido una decisión tomada por la Asociación de Donantes de Médula Ósea (REDMO) a nivel nacional debido a que en un 90% de los casos, los trasplantes de médula ósea no emparentados con personas menores de 40 años arrojan resultados clínicos mejores.

Tras ser trasplantado, el niño Adrián ha podido pasar una semana en su casa de Gargantilla

Según destaca María Virtudes, el descenso no ha sido tan significativo como en un principio parecía. En 2016, hubo 1067 donantes, en 2017, 1364 donantes y en lo que llevamos de 2018, 812. En cuanto al histórico acumulado, la cantidad asciende a los 8.000. La presidenta hace hincapié en la importancia de que estos datos no bajen ya que la donación es fundamental, pues solo 1 de cada 4 enfermos en espera de un trasplante de médula ósea dispone de un donante familiar compatible. Además, cada año, 5.000 personas son diagnosticadas de leucemia en España.

Casos infantiles

La enfermedad no discrimina por edad o sexo y parece que la sociedad se conciencia más cuando hay niños afectados. Las redes sociales y los medios de comunicación se están convirtiendo en plataformas de difusión de casos de menores cuyos padres buscan desesperadamente ayuda ciudadana y la respuesta es abrumadora. Con el pequeño Adrián, de 9 años y natural de Gargantilla, los cacereños se han volcado. Al niño se le diagnosticó aplasia medular en noviembre de 2017 y desde entonces su vida ha estado ligada a un hospital. El pasado mes de diciembre comenzaron a buscar un donante compatible, pero no hubo suerte, aunque los médicos decidieron intentarlo con su padre, que tiene una compatibilidad del 50%. En julio recibió un trasplante aploidéntico (con las células madre de su progenitor) en el Hospital La Paz de Madrid. A finales de agosto fue dado de alta y la evolución es favorable, tanto que incluso ha podido pasar una semana en su pueblo, Gargantilla, aunque con medidas extremas de asepsia, ya que con las defensas bajas, toda precaución es poca. Según la presidenta de ADMO, ahora el niño se enfrenta a un periodo comprometido pero los padres son optimistas.

El padre es un gran defensor de la donación y participa de forma activa en todas las campañas, que se han intensificado en estos últimos años. El sábado se celebró el IV Día Mundial del Donante de Médula Ósea y AMO estuvo presente en varios puntos de la ciudad donde llevaron a cabo una marcha solidaria.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here