La bruja Circe

Muchas veces el runrún de nuestra mente nos impide descansar o estar felices. Como somos humanos las cosas que nos preocupan se vuelven grandes pero muchas veces solo parándonos a meditar desconectando nuestra mente del asunto, escuchamos la solución.

Hay una anécdota que algunos dirían un cuento chino que me parece que ilustra bien la importancia del silencio y como a veces encontrar el silencio y apartarnos nos guía.

Dice así: Un granjero descubrió que había perdido su viejo reloj de mano del que tanto presumía en el establo, era muy valioso y de gran valor sentimental.

Busco y busco en vano, llamo a toda la chiquillería del entorno que jugaban bulliciosos en su puerta y les propuso que le ayudasen a encontrar el reloj que tantas veces le había enseñado a cambio de una recompensa que recibiría quien encontrara su reloj.

Cuando el granjero estaba a punto de darse por vencido, se acercaba la hora en que regresaban sus animales, un niño le pidió la oportunidad de intentarlo, ya que todos los demás fallaron. Pero he de entrar solo le dijo y qué todos se aparten del establo

El granjero autorizó al niño a entrar al establo y pidió a los demás, que se alejaran un poco y se quedasen en silencio

¡¡¡Después de un rato, el chico salió con el reloj en la mano!!!

Todos estaban asombrados. Entonces el granjero preguntó:

–  «¿Cómo lo encontraste?»

El niño respondió:

– Me senté y escuché en silencio hasta que sentí el tic-tac del reloj y miré en la dirección correcta «

Una mente en PAZ puede pensar mejor que una mente confusa.

¡Dale a tu mente unos minutos de silencio todos los días, para que escuches la voz del universo que te guiará en la dirección correcta y te ayudará a definir tu vida!

Busca el silencio, porque solo en el silencio podemos escuchar la voz del universo y quizás la soluciones que te envía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here