“Utilizo la narrativa infantil para que los niños aprendan a respetar el medio natural”

Santiago García Grzeschok ha presentado en el Hospital San Pedro de Alcántara, en el Área de Pediatría, su último libro: “La misión del espantapájaros”. Un volumen de 86 páginas sobre concienciación medioambiental para los más pequeños. Santiago, de padre extremeño y madre alemana, reside en España actualmente.

DSC_6691

¿Por qué has presentado tu libro en el Hospital San Pedro de Alcántara? El Jefe de Pediatría José Antonio Lozano, quien me apoyó y me brindó esa oportunidad. Fui a visitarlo y estudió mi propuesta, le pareció una buena idea y se ha llevado a cabo.

¿Cómo ha sido tu experiencia en el hospital? Ha sido muy interesante y emocionante. Resultó sorprendente ver a los niños leyendo fragmentos de mi libro y posteriormente pintar los personajes de mi cuento; ha sido muy bonito.

¿Te resulta más fácil escribir en alemán o en español? Cuando escribo no me importa hacerlo en cualquiera de los dos idiomas, mi madre es alemana y mi padre español; me encuentro cómodo en ambos idiomas. En términos generales, suelo tomarme tiempo para pensar, reflexionar, conformar ideas, pero no influye que sea bilingüe a la hora de realizar mis trabajos literarios. Depende lógicamente del entorno en el que me encuentre situado. El comportamiento es instintivo.

“La misión del espantapájaros” es un libro de concienciación con el medio ambiente, ¿crees que hay que comenzar por los más pequeños para ser respetuosos con el entorno que nos rodea? Sí, yo creo que sí, estoy convencido de ello. Yo quería utilizar la narrativa infantil para transmitir una idea, que fuera una especie de herramienta para que los niños aprendan cómo deben tratar el medio natural. El objetivo es enseñar el valor de la naturaleza y el reciclaje, sin olvidarse de la amistad. Por ello y para transmitir dicha idea he tenido el placer de contar con el ilustrador José María Santos Mendoza quien, desde el principio y sin conocer el argumento, creó los personajes que son elemento destacado y nexo de unión con el público infantil.

¿Cuáles son tus expectativas en tu nueva obra? Principalmente, que los niños a partir de 6 años puedan leer “La Misión del Espantapájaros” y, a través de las aventuras narradas, captar el mensaje de proteger la naturaleza y valorarla como algo propio. Así, se fortalecerán los cimientos de las generaciones futuras, ya que formarán una cadena vital para nuestro ecosistema.

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente? Siempre tengo proyectos en mente, pero hay que tomarlos con calma y tiempo. La precipitación no es recomendable.

Eneida Martín /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here