images-fotos_grupos-narco-9

Los andaluces Narco encabezan el cartel de la VI edición

El grupo de rap-metal andaluz Narco encabeza el cartel de la VI edición del festival ‘RutaRock’ de Valencia de Alcántara, que reunirá a nueve de grupos de rock, ska, blues y metal, tanto de Portugal como de España.

El certamen vuelve en su sexta edición a celebrarse en Castillo-Fortaleza, los días 22 y 23 de julio, en el marco de un “programa amplio de actividades que tiene como eje central la revalorización de la Raya”, según la organización del festival.

Narco es un grupo de música rap metal procedentes de Sevilla, concretamente del distrito obrero de La Macarena, “con uno de los directos mas potentes del panorama nacional”. Sus letras “hablan de experiencias psicotrópicas, noches de descontrol, el rechazo a la autoridad o la hipocresía religiosa”.

El cartel de este año incluye a Noi de Sucre, una banda de punk procedente de Utrera; Fuckop Family, uno de los grupos pioneros de la península en fusionar música negra como el reggae, el rap o el funk con el metal, hardcore, punk o drum and bass; el grupo de Jerez de la Frontera, de ska fusión, Enseco; y Opmoc, un grupo de funk, el reggae, el punk, el hip-hop y salsa con sede en Bruselas.

El Castillo-Fortaleza de Valencia de Alcántara volverá a ser el escenario de este festival

Además, esta edición incluye el punk-rock y reggae de Payasos Dopados; el blues y rock ‘n’ roll de los lusos Dog’s Bollock; Descalzas, una banda de música extremeña, que nació en Almendralejo en el 2012, de fusión reggae, soul, rock y ska, “con letras cargadas de critica social y humor”; y la mezcla de sonidos acústicos y flamenco de Barbas de oro, grupo de pop-rock de Santa Marta de los Barros.

El festival cuenta con una zona de acampada gratuita, visitas guiadas por la antigua Villa, batukadas, conferencias y proyecciones de documentales, que completan un certamen que tiende a convertirse en “el punto de encuentro musical entre ambos lados de la frontera”.

Según han precisado desde la organización, la elección del histórico enclave como escenario “no es trivial”, ya que el Castillo-Fortaleza acogió, el Cuartel de la Guardia Civil, “el lugar más temido por aquellos contrabandistas que huían de la Benemérita en el frío de las noches rayanas”.

El festival se plantea así como un “homenaje al contrabando y sus gentes sin pan, que empezaron a ver la Raya como la única salida digna para su futuro”.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here