Nerón se asocia a la tiranía y la extravagancia, ¿tu Nerón también es así?
Dentro de todas las visiones que hay en la historia sobre Nerón, que no sabemos a ciencia cierta cuál es la real, el autor ha escrito un Nerón tirando un poco de lo que más le interesaba. Hemos intentado hacer un Nerón no cayendo en el estereotipo, en el tópico del loco sanguinario que cantaba y bailaba y tocaba la ‘guitarrita’ mientras ardía Roma y aunque todo esto esté, hemos intentado entender y justificar en cierto modo, no por ello compartir, por qué hacía lo que hacía. Como actor agradezco no tener que hacer del típico loco.

En el siglo XXI hay ciertos personajes que podrían ser el nuevo Nerón…
Inevitablemente piensas en gente como Trump, salvando las distancias. Lo interesante o triste de esto es que estás interpretando una personalidad del año 64 en el Festival de Mérida y que piensas que esto es pasado, es de romanos, un tío que bailaba y cantaba mientras se comportaba como un tirano, pero de repente, en el siglo XXI tienes a alguien como Trump, que es representante de la primera potencia mundial y que ha hecho el Pressing Catch, que contaba chistes, que salía en series de televisión o realities shows. Te das cuenta de que la naturaleza del ser humano no ha cambiado tanto, al igual que sí han cambiado otras cosas. Es muy triste por un lado e interesante por otro, ya que puedes representar una obra en Mérida y tirando de la historia real puedes hacer que en 2018 la entiendas perfectamente.

“Una de las cosas que he aprendido de dirigir es a respetar más si cabe al director”

¿Tu faceta de director ha salido a la luz en esta obra o te has dejado dirigir?
¡Solo faltaría eso! Una de las cosas que he aprendido de dirigir es a respetar más si cabe al director, que antes ya lo hacía, por supuesto. El director, para bien o para mal quiere hacer su montaje o su película desde su punto de vista, no es que sea ni mejor ni peor, es que es el suyo. Como actor he aportado hasta donde podía.

¿Cómo ha sido la preparación para encarnar a Nerón?
La preparación depende mucho de tener un buen texto, un buen director, unos buenos compañeros, los actores estamos supeditados a lo que nos rodea. En cuanto al papel de Nerón hay una cosa muy divertida con la que he jugado. Nerón tenía una personalidad muy histriónica, era muy extrovertido y muy exagerado en todo. Haciendo una comparativa era más Trump que Aznar o haciendo otra comparativa más televisiva, es más Boris Izaguirre que Risto Mejide.

Para el Teatro de Mérida tendría más sentido que estuviera encima Boris que Risto. Es curiosa esta analogía tan rara. Era tan expansivo y tan extremo Nerón que esto me ha ayudado mucho a jugar con el personaje.

“La bajada del IVA era necesaria porque el 21% me parecía absurdo”

El IVA cultural ha bajado, pero muchos usuarios se quejan de que esa bajada no ha repercutido en un menor precio de venta al público, ¿qué ha ocurrido?
No tengo información al respecto, pero lo que sí que tengo que decir es que el IVA tenía que bajar si o sí, eso por supuesto. Ahora, me interesa saber por qué ha ocurrido esto y si no se ha notado la bajada en el precio de las entradas. La bajada, más que positiva, era necesaria, porque me parecía absurdo que estuviera a un 21%. Ahora vamos a ver qué ocurre si no termina de bajar.

¿Cómo está yendo 2018 profesionalmente?
En 2018 he hecho dos capítulos de una serie de televisión, ‘El Continental’, para TVE que todavía no se ha emitido y una película, que si todo va bien comenzaré a rodar en octubre. Además, tengo pendiente el estreno de una película que hice en Argentina y que verá la luz en octubre en España..

¿Vas a volver a dirigir?
Es mi sueño volver a dirigir cine y en los ensayos de Nerón he comenzado a escribir mi segundo guion, pero todavía no puedo adelantar nada.

¿Es muy complejo ese proceso?
Hay directores que cuentan con guionistas y otros que directamente escriben ellos, como es mi caso. A mí me gusta contar con mis propios guiones estén mejor o peor.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here