DSC_82011

Paco Arrojo, natural de Plasencia, pasea estos días “Mis ídolos” por distintos puntos de la geografía española. Ha recalado en Cáceres para presentar su nuevo disco, un homenaje a grandes artistas de la canción (Raphael, Perales, Bosé), que se presentó el pasado lunes, 9 de junio, en el Teatro Calderón de Madrid.

 ¿Cómo fue la presentación del nuevo disco en el Calderón?
La actuación en el Teatro Calderón fue muy bien. Estaba lleno y lamento que hubiera gente que se quedara sin entradas. No he podido tener un mejor inicio de promoción con este nuevo trabajo. Estoy ilusionado y agradecido, la verdad.

¿Cómo surgió el proyecto de “Mis ídolos”?
Era una idea que tenía en la cabeza desde hace mucho tiempo. Nace de la necesidad de rendir un homenaje a mis referentes musicales. Incluye 12 canciones y destaco las colaboraciones de Raphael, Alberto Cortés y Ángela Carrasco, que son tres de mis ídolos. Tenerlos en este disco es como un sueño. Hemos tratado de respetar las canciones originales, porque son himnos, más que canciones. Así que, incluyo variaciones, pero con mucho respeto al original. Es decir, se trata de poner un traje nuevo a temas intemporales.
Hemos logrado crear una atmósfera nueva para las canciones, porque hasta que no entra la melodía de la voz, realmente, no sabes de qué canción se trata. Aportando un filtro personal a estos temas tan populares.

“Son canciones eternas, que merecen seguir de pie en un escenario”

¿Harás promoción en el extranjero?
Sí, nos vamos a México a finales de julio, principios de agosto. “Mis ídolos” es un álbum pensado para sacer fuera de nuestras fronteras. De hecho, son eternas canciones que están en la memoria de todos y que en América Latina están muy vivas. Son canciones que merecen seguir de pie en un escenario y con vida propia.

¿El tema musicales lo tienes aparcado?
Sí que me han ofrecido algo, pero creo que ahora es el momento de dedicarse a esto que tengo entre manos. Quiero concentrarme en el disco, porque es el momento adecuado después de haber pasado por ‘La Voz’.

De tu paso por el talent-show ¿destacarías algo negativo? O todo ha sido positivo…
Todo tiene una cara y una cruz. Pero yo soy una persona muy positiva y me olvido pronto de lo negativo. En general, la experiencia de pasar por ese programa es muy amplia; yo le debo mucho, un reconocimiento, que me ha permitido que se interesen por mi música, por mis canciones… Al fin y al cabo era un programa blanco, para toda la familia. Quizás lo más difícil fue los horarios que teníamos, los madrugones que nos pegábamos para cantar, porque, a lo mejor, estabas encima de un escenario a las ocho de la mañana para grabar tu actuación. Ahí tienes que estar siempre preparado, siempre dispuesto, con canciones muy arriesgadas, a unas horas poco usuales. Pero mi balance es muy positivo.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here