2

La Asociación de Derechos Humanos de Extremadura (Adhex) ha puesto en marcha dos oficinas en las que ofrecen “asesoramiento legal y apoyo social” a las víctimas de xenofobia y racismo y de vulneración de derechos humanos en Extremadura.

Estas dos oficinas, financiadas por el Instituto de la Juventud de Extremadura (IJEx), “intentan solucionar” casos en un momento en el que las personas son “vulnerables” y en el que los efectos pueden ser “graves”, ya que “por desgracia, hoy en día siguen registrándose casos” de xenofobia y racismo”, destaca el director general del IJEx, Felipe González.

En 2015 se han abierto 36 nuevos casos de vulneraciones de derechos humanos en Extremadura

Estas oficinas se ubican en la sede de Adhex en Cáceres y ofrecerán cobertura “legal a aquellos jóvenes que sufran algún tipo de discriminación o maltrato por motivo de su identidad sexual, su raza o su religión”.

El IJEx financia estas oficinas, en colaboración con la Adhex, porque pueden “prestar un servicio muy necesario” a jóvenes afectados por el racismo o la xenofobia.

36 en casos en Extremadura

Desde el IJEx destacan que “hoy más que nunca” hay que apoyar este tipo de iniciativas porque “seguramente” se podrán ver en los próximos meses “casos de xenofobia y racismo” en la población siria refugiada en España, por lo que es necesario “coeducar tanto en el tramo formal como en la educación no formal”.

Además, estas oficinas actúan “de manera preventiva” con los jóvenes, ya que están “sensibilizando” sobre la vulneración de derechos humanos para que “no se haga” en el futuro.

A lo largo de 2015 se han abierto 36 nuevos casos de vulneraciones de derechos humanos en Extremadura.

Al año en la región hay entre 30 y 50 casos de vulneración de estos derechos humanos, que se dan en el acceso a la sanidad en inmigrantes o el acceso a la vivienda en los jóvenes, entre otros.

En estos momentos, la Adhex está ofreciendo ayuda a una persona africana para que no sea deportado a su país y a personas sordas que “no tienen” intérprete en algunos juicios, entre otros casos.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here