Con ánimo de discrepar /
VÍCTOR CASCO

Obama ha pasado con gran rapidez de “yes we camp” al “yes we scan”… Probablemente es difícil encontrar  un gobernante que haya provocado mayor decepción a la vista de lo que anunciaba antes de ser elegido y lo que está haciendo una vez instalado en el poder… y eso que Hollande, con la expulsión de gitanos y las reformas neoliberales, y Zapatero, con sus recortes a los trabajadores y premios fiscales a los ricos, también podrían ponerse de ejemplo.

Obama anunció que cerraría Guantánamo y ahí sigue la prisión ilegal donde se tortura a placer. Es más, ahora también se tortura en barcos sobre aguas internacionales  para escapar de cualquier control; Obama es, en este sentido, el mayor pirata sobre la tierra. Dijo igualmente que pondría fin a la guerra sucia en nombre del terrorismo y hoy descubrimos que ha estado espiando a dirigentes europeos, a ciudadanos europeos, a instituciones europeas y a colectivos y partidos europeos. Debe ser que el Parlamento Europeo o los presidentes de las naciones europeas son unos redomados terroristas que tienen planes para hacer volar por los aires rascacielos de EEUU… en fin…

Obama ha espiado más de 60 millones de llamadas en España y mirado en nuestros e-mails. Y lo ha hecho vulnerando nuestra Constitución y nuestros derechos. A usted, como español, las leyes del país le garantizan la más absoluta privacidad (al menos en suelo español) y, salvo orden judicial, nadie puede controlar sus llamadas… Pues Obama lo ha hecho. Sus espías lo han hecho. Y lo han hecho en nuestro país, ilegalmente. Y lo han hecho en Francia, en Italia, En Alemania. Y presidentes de otros países, como Merkel, han exigido explicaciones y amenazan con romper relaciones… el nuestro, por el contrario, patriota de hojalata, no está dispuesto a defender sus derechos, amigo lector, contra tamaña agresión de un gobierno extranjero. Pero así son nuestros “nacionalistas”, con mucha banderita rojigüalda pero muy poco apoyo a los españoles, que una cosa es defender “España” (se les llena la boca) y otra muy distinta a sus habitantes. En fin, ¡que viva la República y la Humanidad!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here