Los restos romanos que se descubrieron en el Palacio de Mayoralgo, sede institucional de Liberbank en Cáceres, podrían visitarse en breve tras el acercamiento de posturas entre el Ayuntamiento y la entidad financiera, que han acordado consensuar un convenio para que el yacimiento que salió a la luz durante las obras de remodelación del edificio sea visitable por todos. Precisamente la apertura la apertura al público de estos restos romanos propiedad de la entidad bancaria fue el objeto de la reunión mantenida por la alcaldesa, Elena Nevado, con la directora de Relaciones Institucionales de Liberbank, Ana Echenique, y el director territorial, Julio Morales.

Un “importante” paso adelante para conseguir una reivindicación histórica

El acuerdo alcanzado en dicho encuentro, de cara a la recuperación de este espacio para los cacereños y visitantes, fue el de que por los servicios jurídicos del banco se elabore el borrador del convenio, para su posterior supervisión por parte del Consistorio, un hecho, destacaba Nevado, que supone “un paso adelante de gran relevancia, pues se trata esta de una reivindicación histórica de la ciudad en la que se lleva trabajando desde hace tiempo y que ha contado con un importante apoyo social e institucional”.

En palabras de la alcaldesa, la importancia del pasado romano “es un valor añadido” para la comprensión histórica de Cáceres y su evolución, además de un atractivo más a sumar a lo que ya ofrece un entorno Patrimonio de la Humanidad y a la apertura ya realizada de otros espacios singulares que antes no podían ser visitados por los ciudadanos. “Alcanzado ya este acuerdo para buscar un convenio entre las partes, es tiempo de trabajar en las condiciones de acceso y en cómo regular la entrada a este palacio”, concluyó Nevado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here