La ancestral fiesta de Los Escobazos de la localidad cacereña de Jarandilla de la Vera, fiesta que gira en torno al fuego y las hogueras, celebra este año el 25 aniversario de su declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional. Con este motivo, el concejal de festejos de la localidad, Pablo López, invita a todos a participar en los festejos, y señala que los “apasionados de lo auténtico, visitantes, curiosos y perseguidores de experiencias únicas tienen una cita ineludible” en Jarandilla de la Vera este miércoles, 7 de diciembre, para su celebración.

Varios son los elementos principales de esta ancestral fiesta, como los escobones, que se realizan artesanalmente con retamas; las hogueras, algunas de las cuales alcanzan los 16 metros de altura; el fervor de la gente; el fuego, que envuelve todos los rincones de la localidad; la música, cargada de simbolismo; la pasión; y el estandarte azul de la Inmaculada Concepción, que porta el mayordomo de la fiesta con una cinta azul en su cabeza como distintivo, a lomos de una caballería y rodeado de antorchas que lo acompañan durante todo la procesión.

“La participación popular es masiva debido a que no es sólo una fiesta, sino que también se fomenta y promueve el valor cultural de un pueblo”, hacía constar el concejal de Festejos jarandillano, al tiempo que insistía en invitar a acudir a su localidad este miércoles al anochecer “para que puedan vivir y sentir esta fiesta única en el mundo”, esta fiesta “que ha traspasado y sigue traspasando fronteras”. Y para los que les sea imposible acudir este día, recordó que durante todo el año se puede visitar en Jarandilla el Museo de Los Escobazos, situado en la plazuela de Francisco Timón y Timón, junto a la Fortaleza Templaria Santa María de la Torre, “que supone un apoyo físico de la fiesta durante todo el año”.

Aunque los actos centrales de la Fiesta de Los Escobazos tendrán lugar, lógicamente, este próximo miércoles, ya la pasada semana se realizaron diferentes acciones con motivo de la conmemoración del 25 Aniversario de su declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional. Así, el pasado miércoles, día 30 de noviembre, se presentaba en el Museo de Los Escobazos el cupón de la ONCE de este miércoles día 7 de diciembre, que ilustrará una imagen de esta fiesta verata; y el pasado jueves, 1 de diciembre, tenía lugar en Cáceres, concretamente en el Complejo Cultural San Francisco, la presentación oficial de los actos conmemorativos de este 25 aniversario de la fiesta de Los Escobazos.[/su_box]

‘La Encamisá’ espera reunir en esta edición a unos 250 jinetes y escopeteros

a_laencamisa_03

La fiesta de ‘La Encamisá’, de la localidad de Torrejoncillo, que fue reconocida como Fiesta de Interés Regional en 1968 y Fiesta de Interés Nacional en 1978, espera congregar este próximo miércoles, día 7 de diciembre, a un total de 250 jinetes portando farolas, y escopeteros que descargarán entre 200 y 300 cartuchos cada uno en honor a su patrona, María Inmaculada.

El acto central de esta tradicional fiesta, que durante más de 25 años se ha encargado de organizar la Asociación ‘Paladines de la Encamisá’, a la que este año ha tocado también ser mayordomos, será a las 22.00 horas, cuando el estandarte de ‘María Inmaculada’ y la ‘Procesión de la Encamisá’ salgan por las calles del municipio, explicaban en el acto de presentación Pedro Damián Alviz, presidente de la citada Asociación.

Antes, a las 21.00 horas, mientras que los vecinos del municipio irán llegando a pie a la plaza, el portaestandarte se colocará la sábana en la sede de la Asociación Paladines, donde los jinetes recogen el farol que tienen que llevar y se dirigen hacia la plaza. A las 22.00 horas se abrirán las puertas de la iglesia, situada en la plaza, y el párroco saldrá con el estandarte, que entrega a un miembro de la junta directiva de la asociación, encargado de hacérselo llegar el portaestandarte, en este caso a José Vicente Martín, al que su hijo David ha cedido este honor porque sabía que a su padre “le hacía muchísima ilusión”. Es en ese momento cuando comienza la procesión, y cuando los escopeteros “lanzan el mayor número de cartuchos”, explicaba Alviz.

De lo que es la fiesta de ‘La Encamisá’ en sí, el alcalde de Torrejoncillo, Moisés Leivi, presente también en el cato, señalaba que este tradicional festejo “tiene orígenes desconocidos”, aunque “sí se conoce que se remonta a un hecho bélico”. Se cuenta que fue una estratagema militar en la que unos jinetes torrejoncillanos, envueltos con sábanas blancas y cargados de escopetas, acudieron a la plaza donde se estaba librando la batalla en medio de la nieve y en el combate los militares del municipio se encomendaron a la Virgen María Inmaculada, y lograron salir victoriosos. “De esta manera, con este evento que ahora tiene un cariz religioso, se reproduce la batalla en agradecimiento a la patrona de la localidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here