Alumnos_CFMR_Villafranca_elaboracion_vinos

Un 17 % de los PCPI no se van a reconvertir el próximo curso a la FP Básica, según UGT.

Para muchos docentes la nueva ley de educación tiene, al menos, un aspecto: que durará poco tiempo.

Pese a que el triunfo educativo de los países del norte se basa, precisamente, en que su normativa no ha variado apenas en los últimos 50 años. El rechazo de la comunidad educativa a la ley del ministro Wert es tan amplio, que es imposible abstraerse.

Sea como fuere  a partir del curso que viene ya tendremos los perros en danza, porque entrará en vigor la ley en primero, tercero y quinto de Primaria y en FP Básica, que sustituye a los PCPI (Programas de Cualificación Profesional Inicial).

Las primeras voces de alarma ya han saltado con el anuncio del sindicato UGT que asegura que la implantación de la Formación Profesional Básica en Extremadura el próximo curso 2014-2015, supondrá una reducción de 34 docentes (que pondrían llegar hasta 52) porque 26 Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) dejaran de impartirse. Con la nueva ley en vigor, la diferencia estriba en que los maestros que hasta ahora estaban impartiendo clases en PCPI serán sustituidos por docentes de Secundaria.

Así, el secretario general de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE)-UGT, Óscar Hernández, asegura que la implantación de la FP Básica en la región ha sido “precipitada”, porque no se ha hecho un estudio previo, no se ha tenido en cuenta el contexto autonómico y se ha vulnerado la negociación colectiva.

Según el sindicato, el meollo se encuentra en que la reducción de profesorado viene motivada porque un 17 % de los PCPI no se van a reconvertir el próximo curso a la FP Básica.

FP Básica: un truco para mejorar las cifras del abandono escolar
Según UGT, el cambio de los PCPIs a FP Básica (FPB) “no es un mero cambio de nombre, sino que entraña un cambio conceptual significativo”. Los PCPIs significaban un programa de atención a la diversidad que permitía en un momento dado el retorno al sistema ordinario. “No era una salida alternativa, sino un camino distinto, pero no diferenciado”. La FP Básica, por el contrario, “conlleva una diferenciación desde el momento inicial, con una orientación profesional alejada de las otras vías y que puede suponer una segregación del alumnado a partir de 2º de la ESO”. Pero la nueva FP Básica se ha convertido en una prioridad para el Gobierno. Este nuevo ciclo estará situado en la misma categoría que la FP de Grado Medio y el Bachillerato. Por tanto deja de contar como abandono escolar temprano, según explica desde el sindicato. “La propia memoria de la LOMCE calcula que al cursar la FPB, entre el 8% y el 12,5% dejarán de contar como abandono escolar”. Carlos López Cortiñas, Secretario General de FETE-UGT, asegura que “cuanto más alumnado entre en la FPB, más bajará la tasa actual de abandono escolar, al menos en los papeles”. De esta forma, se consiguen dos objetivos: “apartar a estos alumnos de la vida académica y, sin embargo, considerarlos titulados postobligatorios a través de un truco estadístico”.

E. Villanueva / E.P.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here