_MG_0380

La Agrupación Vecinal de Cáceres podrá en marcha protestas por los “recortes” en las líneas.

La Agrupación de Asociaciones de Vecinos de Cáceres podrá en marcha protestas por los “recortes” que se han producido en las líneas del autobús urbano “que ha decidido la nueva empresa concesionaria” de este servicio “con el beneplácito” del ayuntamiento de la capital cacereña.

“Las asociaciones de vecinos están convencidas de que la única salida que les queda es la movilización, pues son muchos los años que han pasado sin que se les tenga en cuenta”.

De esta forma, la agrupación ha decidido poner en marcha protestas ante esta situación. Así, habrá una recogida de firmas el 9 de septiembre en el centro de la ciudad en horario de 11.00 a 13.00 horas, mientras que se llevará a cabo una concentración en el Quisco de la Música el 11 de septiembre a las 20.30 horas.

También se concentrarán en la entrada del salón de plenos del ayuntamiento el próximo 18 de septiembre y el colectivo intervendrá en el próximo pleno municipal. De igual modo, habrá recogida de firmas en todas las barriadas de la ciudad.

Se trata de unos asuntos que la Agrupación de Asociaciones de Vecinos de Cáceres  acordó este pasado martes en el transcurso de un comité vecinal. En él, se aseguró que el servicio del autobús urbano “no facilita la vida a los usuarios, sino que se la complica aún más”.

Además, la agrupación ha manifestado que “existe un convencimiento de que el dinero de los impuesto está destinado a los beneficios empresariales más que a dar un servicio digno, algo que los vecinos se han cansado de aguantar porque la situación es insostenible”.

Asimismo, los vecinos están dispuestos “a no agachar más la cabeza ante la eliminación de líneas de autobús urbano” y por la “sospecha de favoritismos desde el ayuntamiento en el diseño de éstas”. “Para los vecinos afectados, el Gobierno municipal y los concejales no están haciendo su trabajo”.

La agrupación también ha lamentado que la alcaldesa esté “inaccesible para las asociaciones afectadas” y que el servicio actual “no abarata costes” ya que los usuarios “están dejando de coger el autobús”. “No se protege el servicio público, que debería ser una obligación del consistorio”.

Del mismo modo, la agrupación también ha insistido en que el servicio “no tiene en cuenta” a personas con discapacidad, a los niños, a los adolescentes y a los mayores. “Es necesario sacar dos billetes en trayectos donde antes solo hacía falta uno”.

Las líneas “no conectan” barrios

La agrupación ha resaltado que “faltan paradas u ubicaciones de éstas incongruentes”, así como que “se ha tocado a la antigua línea nueve, la más rentable que existía y daba un buen servicio”. “La línea diez está descoordinada con las de otro itinerarios, algo que supone un largo tiempo de espera para los usuarios”.

Finalmente, para la mencionada agrupación las líneas “no conectan” barrios con los centros de enseñanza; los nuevos horarios crean un “gran problema” para conciliar el horario laboral; así como que los autobuses “no entran” a barriadas como Aldea Moret o El Junquillo y que la “histórica petición de reforzar las horas punta siguen sin llevarse a cabo”.

“Se han eliminado líneas como el refuerzo a la barriada de la Mejostilla que era rentable y siempre iba repleta, mientras que pedanías, como Valdesalor, han visto reducido sensiblemente su servicio y se ha tenido que coordinar con el servicio de transporte de rutas, unas soluciones alternativas que no eliminan el problema”, concluyen desde la asociación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here