01000011

Las Bistecs son como Lola Flores, no cantan, no bailan, pero no se las pierdan. Gracias a ellas, muchos han descubierto las diferencias entre el orden jónico y el corintio, y tararean de memoria eso de “móvil, cartera, tabaco, llaves”. Y es que estas chicas son ricas muy pobres, se las arreglan bien porque son unas divas proletarias que van en metro. #Hortefans, las reinas del electro-disgusting han llegado para quedarse.

¿Hace cuánto que decidisteis coger por banda la sombra de ojos azul para convertiros en unas señoras bien? ¿Cómo nacieron Las Bistecs?
Bueno, es más bien un puñetazo en el ojo y ya nació con Las Bistecs, porque era una performace muy feista que en principio no iba a ser musical. Le damos mucha importancia a la decoración de nuestras caras. Siempre hay que decorar y nuestro leitmotiv es más de más: puñetazo en el ojo, David Bowie y unas referencias muy buenas que destrozamos. Es que lo hacemos todo muy mal, de verdad. Tú cuando te acercas puedes ver perfectamente que no sabemos maquillarnos.
Ya en serio, queríamos contar cosas de una manera diferente a través de la música. Teníamos los conceptos muy claros y contamos con la ayuda de nuestro productor, la tercera Bistecs. La intención desde un principio era contar cosas que nos pasaban y hacerlo de una manera que estuviera a medio camino entre lo vulgar y lo noble. Decimos verdades de forma graciosa porque el vehículo es el humor, y nos lo pasamos muy bien con nuestras performances y coñas, aunque somos conscientes en todo momento de lo que decimos.

¿Cuáles son vuestras fuentes de inspiración a la hora de componer? ¿Es vuestra canción infantil ‘Ano’ un homenaje a Enrique y Ana?
¡Qué va! ¡No nos llega! La canción infantil es para una amiga nuestra que tuvo una hija y le hicimos una canción sobre una cosa muy básica en la vida para que aprendiera.
Mucha gente nos compara con la movida de los 80 y el electroclash, pero nosotras pensamos que eso es ir a lo fácil porque está en el inconsciente colectivo. Por eso hemos creado el electro-disgusting. La inspiración viene de nosotras mismas; Alba viene de Bellas Artes y yo, Carla, del mundo del cine, y todo lo culto que hemos aprendido en la universidad lo convertimos en banal porque estamos muy hartas del academicismo. Creemos que se puede llegar al conocimiento a través de otras vías ¡Muerte a la metáfora! Hay que decir las cosas claras. El ultraneoloberalismo nos tiene un poco hartas.

Sois muy cultas y se ve a la legua…
Muchas gracias, pero también somos de esta generación que sabe poco y de todo un poco ¡Viva la wikipedia! Vamos, yo no me puedo poner a leer la enciclopedia porque me tengo que hacer la cena y el tupper para el día siguiente…

Hablemos de política… gobierna Rajoy y ha ganado Trump ¿vivimos en un mundo de risas enlatadas?
Hay mucha hipocresía porque aquí todo el mundo está jodido y todo el mundo vota la misma mierda. No lo entendemos. Es algo que nos choca y nos duele, pero bueno, nos da material para más canciones. Esperemos que cuanto más estén ellos en el poder haya más conciencia entre los artistas. La gente con una voz pública debería denunciarlo, y si es con buen humor, pues mejor.

Ahora hablemos un poco de arte. Admiráis a gente tan dispar como Cecilia, la creadora del Ecce Homo de Borja, o movimientos como el Suprematismo, como bien pudieron comprobar vuestros entrecots en la presentación de Oferta en el Ocho y Medio ¿Sois también un poco horteras?
Sin duda. Cecilia es la artista revelación del siglo XXI, y claro que somos horteras. Nosotras nos hacemos trajes, nos maquillamos, nos pintamos y al principio nos vemos guapísimas, pero luego vemos las fotos y parece que nos hemos escapado de Tele 5. Está claro que el mal gusto reina en todo lo que hacemos, pero siempre desde una manera consciente, con una cierta elegancia ¡Viva la contradicción! Cuando una cosa brilla esa cosa es mejor.
La cultura puede ser muy divertida, depende de como la enfoques. Hay que reírse de uno mismo. Nosotras mismas somos una contradicción, como nuestra generación, porque mira, criticamos el capitalismo, tenemos un iPhone y nos sabemos la letra de Sonia y Selena.

Entonces, ¿qué os parece compartir cartel con María Jesús y su acordeón, Las Nancys Rubias o Sonia Madoc?
Las Nancys son muy divertidas y María Jesús tiene cojones la tía, de salir ahí a darlo todo desde hace tanto tiempo. Cuanta más gente conozcamos más divertido. Nos encanta conocer a gente.

Bueno, ¿qué se van a encontrar nuestros #hortefans el día 26 sobre el escenario de Horteralia?
Pues mucho merchandising, que somos divas proletarias. Van a ver un neoteatro muy mal hecho, muy apto para el Horteralia. Vamos a actuar con las canciones que salen en Oferta y una puesta en escena con visuales, y todo ello es posible a nuestro querido USB ¡El USB que no falte! Un show sin errores no es un show de las Bistecs. El error es la cuarta Bistecs.

¿Cuál es el secreto para perrear como Laika?
Pues es como una clase de spinning. Tienes que sacar bien la zarpa, hacer movimientos circulares y poner mucha actitud. Eso sí, hay que estar dispuesto a sudar mucho, porque a nosotras casi nos da un pálpito cada vez que tenemos que cantarla. Sufrimos mucho con ella, porque hay que cantar y bailar al mismo tiempo, y no somos Beyonce, así que es como una almorrana.

Después de Horteralia… ¿vais a Eurovisión?
Hombre, si nos llaman, nosotras allá que vamos. A nosotras, ir a Eurovisión ilusión no nos hace, pero a nuestras abuelas sí, y además nunca hemos estado en el este de Europa. También te digo que a nosotras no nos quieren, quieren a Laurita, a Chenoa ¡Todos somos Chenoa!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here