tclave01ce1978

De Cáceres de toda la vida /
JOSÉ MARÍA SAPONI

La Constitución española es de todos y es para todos, así de claro y así de simple. La Constitución Española es la norma máxima por la que se rige el pueblo español y fue votada por los españoles en referéndum, y está plenamente vigente.

La Constitución Española, de 1978, es “la ley de leyes” que ampara los derechos y las libertades de todos, fue el resultado de un gran pacto entre los representantes políticos en aquellos difíciles años de la transición en los que España estaba intentando abrirse a una convivencia en libertad, democracia y bienestar para entrar en la exigencia de respeto que Europa y el mundo le debía por su historia y por su aportación al desarrollo y crecimiento de muchos pueblos. en el mundo..

La Constitución protege a las minorías e impide el abuso por parte de los gobernantes y las mayorías, estando obligados a acatarla y respetarla, el Gobierno, el Parlamento, los Jueces y desde luego la Generalitat de Cataluña, y el Gobierno Vasco.

Tengamos en cuenta que la libertad y la democracia sólo pueden ser posibles si hay instituciones que de manera efectiva las garanticen, donde no hay respeto a la ley, los derechos de todos están amenazados y reina el abuso por parte de los más fuertes. Un claro ejemplo de esto es la actitud del Presidente de la Generalitat de Cataluña, que quiere pasar por encima de la Constitución y declararse independiente, haciendo uso de la soberanía que corresponde a la totalidad del pueblo español y no a los nacionalistas en exclusiva.

Se equivoca el nacionalismo catalán al creer que España está inerme pensando que es posible romper la unidad nacional

El nacionalismo está poniendo a España en la encrucijada de un desafío desaforado e improcedente, se equivoca el nacionalismo catalán al creer que España está inerme pensando que es posible romper la unidad nacional a través de un proceso de secesión unilateral, como se equivoca asimismo el nacionalismo vasco que está asomando de nuevo la cabeza con clara intención de volver a unas reivindicaciones que amenazan seriamente la unidad de España.

La moderación, firmeza y claridad de los argumentos que esgrimieron dias pasados el Presidente del Gobierno y el líder socialista Pérez Rubalcaba, propiciando una defensa de la nación española en su realidad histórica, cultural, constitucional y social, demuestran que no hay fisuras frente al intento de romper la unidad de España.

El congreso dijo no a la propuesta de secesión planteada por la Generalitat catalana. 299 diputados (PP, PSOE, UPyD, Foro Asturias y UPN) que constituían el 86 % de la representación nacional y 47 dijeron si a la secesión catalana (CiU, IU, PNV, Amaiur, Coalición Canaria uno de los dos diputados y GeroaBai.).

Debiéramos tener claro que cualquier propuesta de secesión, es ilegal y contraria a la vigente Constitución y la nación española ha de tener la seguridad de que la soberanía reside en todos y cada uno de los españoles y españolas y por lo tanto son los que han de decidir el futuro de la convivencia en este país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here