La magia el iceberg /
VÍCTOR M. JIMÉNEZ

La anciana abrió los brazos. Con los ojos empañados por las lágrimas y una sonrisa sincera, recibió el beso de su hijo. Habían pasado muchos años y era tiempo de olvidar. El joven no pudo disimular un relámpago de maldad en su mirada. La vieja había caído, una vez más, en la trampa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí