La evolución en el arte de Cristo en la Preciosa Sangre de Cáceres
La Iglesia de San Francisco Javier (Preciosa Sangre) acoge la exposición temporal 'Homo factus est. Cristo en el Arte'. DIÓCESIS CORIA-CÁCERES.

La iglesia de San Francisco Javier (Preciosa Sangre) de Cáceres acoge la exposición temporal ‘Homo factus est. Cristo en el Arte’, que navega sobre las diferentes representaciones de la Pasión en cada época artística.

Se trata de una muestra propiedad de la Hermandad de Cofradías de la Pasión de la Ciudad de Logroño, que fue inaugurada la capital riojana en el año 2019 y que ahora se traslada a Cáceres de la mano de la Diócesis de Coria-Cáceres.

La exposición realiza un repaso desde las primeras representaciones paleocristianas de Cristo como Buen Pastor y Filósofo hasta la actualidad: el Cristo en majestad del Románico, el Cristo sufriente del Gótico, el perfectus Deus et perfectus homo del Renacimiento, el Cristo triunfante que propone el Barroco después del concilio de Trento, o las propuestas historicistas del siglo XIX.

Además, una representación a tamaño natural de una obra cumbre y representativa de cada época protagonizan la muestra, compuesta por un total de ocho obras, todas ellas representadas a tamaño natural, llegando incluso a pasar en algunos casos de los 5 metros de largo.

De Roma al Arte Contemporáneo

El recorrido empieza con el arte Paleocristiano y Bizantino, en el que se exhibe como obra principal a Cristo bendiciendo, un icono del siglo VI conservado en el monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí (Egipto). Con respecto al arte románico se puede ver a tamaño real el gran Pantocrátor de la iglesia de San Clemente de Taull (Lérida), datada en torno a 1123, y cuya obra original se conserva en el museo de Arte de Cataluña de Barcelona.

El arte gótico está representado con el Retablo de Isenheim de Mathis Grünewald (1513-1515), del Museo de Colmar en Francia. En el lugar dedicado al Renacimiento se puede contemplar el impresionante Cristo del fresco del Juicio final, pintado por Miguel Ángel (1537-1541) en la Capilla Sixtina del Vaticano.

El gran lienzo de Cristo Crucificado de Velázquez (1632) del Museo del Prado de Madrid representa al Barroco en la exposición cacereña, mientras que el espacio dedicado al arte del Siglo XIX lo protagoniza el lienzo titulado ‘La sombra de la muerte’ de William Holman Hunt (1870-1873), conservado en la Manchester Art Gallery (Reino Unido).

La visita termina con dos lienzos de arte contemporáneo: el Ecce Homo de Lovis Corinth (1925) del Kunstmuseum de Basilea (Suiza) y, cerrando el recorrido, la XI estación del viacrucis pintado por Jerzy Duda Graez en 2001 en el Santuario de Czestochowa (Polonia).

La exposición puede verse hasta el final del tiempo estival en horario de lunes a domingo (incluidos festivos), de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.

El reverendo Fermín Labarga, prior de la Hermandad de Cofradías de Logroño, es el comisario de la exposición, que ha contado con el diseño gráfico de Jaime Ocón, secretario de la misma institución.

La exposición iba a exhibirse en la capital cacereña el pasado año, pero la pandemia obligó a aplazar la muestra. Tampoco ha podido celebrarse un acto oficial de inauguración ante la imposibilidad de que los miembros de la Hermandad de Cofradías de la Pasión de Logroño pudieran desplazarse a Cáceres a causa del vigente cierre perimetral de las comunidades autónomas, recuerda la organización en nota de prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here