De Cáceres de toda la vida /
JOSÉ MARÍA SAPONI

Fue un buen servidor del Estado y de los españoles” por su labor al frente del Gobierno en unos momentos de suma dificultad. Adolfo Suarez al igual que Don Juan Carlos, poseía simpatía, don de gentes y, sobre todo empatía, tres cualidades clave para dirigir el cambio político de la dictadura (-donde comenzó su carrera política-).

“La concordia fue posible», es la inscripción de la lápida en la tumba donde reposa Adolfo Suarez junto a su esposa Amparo Illana en el claustro de la catedral de Ávila. Los restos mortales del ex presidente del Gobierno descansan ya junto a los de su esposa, que llevaba 13 años esperándolo. A escasos metros de la tumba de Adolfo Suárez y de su mujer se encuentra el sepulcro de Claudio Sánchez Albornoz, Presidente de la II Republica en el exilio.

Adolfo Suarez ha muerto, el hombre que pilotó la transición política, bajo la dirección de su Majestad el Rey, con la valiosa colaboración del que fuera su Profesor Torcuato Fernández Miranda, que ocupó brevemente la Presidencia del Gobierno a raíz del asesinato del Presidente del Gobierno Carrero Blanco por la banda terrorista ETA el 20 de diciembre de 1973.

 “La concordia fue posible», es la inscripción de la lápida en la tumba donde reposa Adolfo Suarez junto a su esposa Amparo Illana

Fernández Miranda, mentor del actual Rey, convenció a Don Juan Carlos para aceptar las condiciones exigidas por el General Franco para sucederle en la jefatura del Estado, asegurándole que podía convertirse un régimen dictatorial en un sistema de libertades sin romper en ningún momento la legalidad vigente. Su lema era: “De la Ley a la Ley a través de la Ley.

Desde la Presidencia de las Cortes y del Consejo del Reino Torcuato Fernández Miranda, cumplió su misión de designar como Presidente del Gobierno al joven Adolfo Suarez González, que llevó a cabo la Ley Fundamental de la Reforma Política que desmontó la dictadura y abrió el camino a la democracia, consiguiendo pactar y consensuar acuerdos con los principales líderes de los partidos políticos de aquellos momentos., Todo ello hizo posible el proceso democrático iniciado el 15 de junio de 1977 con las primeras elecciones en libertad, consensuándose la Constitución refrendada por los españoles el 6 de Diciembre de 1.978

Las palabras de elogio que se han dedicado a la figura de Adolfo Suarez y su mensaje de concordia han quedado en “aguas de borraja” , las algaradas de los últimos días así lo demuestran, en ellas al amparo de quienes se manifiestan legalmente en la defensa de sus derechos, algunos radicales han producido destrozos en la vía pública e incluso ataques desaforados hacia los defensores del orden y la paz, la policía atacada cruelmente y produciéndose hechos insólitos como ese protagonizado por unas jóvenes al parecer estudiantes que se fotografían alegremente quemando el símbolo que nos representa a todos como Nación, la bandera de España.

En ningún país que se precie se queman banderas nacionales y ojalá la cordura vuelva a los ánimos de todos, a pesar de las dificultades que estamos pasando, que no se resuelven con la algarada callejera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here