FOTO-2

El finiquito del consorcio se aprobó en 2011 pero seguía dado de alta por mantener deudas, pese a la advertencia del Tribunal de Cuentas

Cuatro años después de su disolución y cinco años después de que Cáceres se quedara fuera de la carrera por la capitalidad cultural en 2016, que finalmente se llevó San Sebastián, el consorcio Cáceres 2016 ha sido liquidado y ahora tendrá que hacer frente a una deuda de 1,7 millones de euros para cerrar este capítulo de la historia de Cáceres.

Pese a lo elevado de la suma, las arcas municipales solo tendrán que hacer frente a 600.000 euros, que era lo que el consistorio ingresaba cada año al consorcio y que ahora se tendrán que aportar para liquidar el ente. Una partida que estaba consignada en 2011, pero que se quedó en el limbo por contar con unos presupuestos prorrogados y por ser el año del cambio de gobierno en la capital cacereña. Salió Carmen Heras y entró Elena Nevado.

La cantidad de 1,2 millones de euros servirá para pagar la deuda que el consorcio mantiene con la empresa Placonsa, encargada de realizar la obra de remodelación de la plaza Mayor, durante la anterior legislatura, en la que Heras (PSOE) ocupó el sillón de la alcaldía y desde el que aprobó una resolución que ha obligado al ayuntamiento a pagar otra deuda de 90.000 euros, según desveló la propia Nevado en el último pleno municipal.

Deudas

El proceso abierto de liquidación se ha dilatado en el tiempo, mientras los acreedores acudían a los tribunales para solucionar el problema con un ente del que se desconocía, hasta ahora, su rendición de cuentas.

La fiscalización de los ejercicios de 2010 y 2011 ya dejó constancia del estado de coma en el que se encontraba la liquidación del mencionado consorcio. Y en el presupuesto de 2010 figuraba un saldo negativo de 1,77 millones de euros, justamente la deuda que mantiene para poner punto y final a la ‘aventura’ trágica de la capitalidad cultural que iniciara el PSOE durante su mandato. Una deuda que según la propia exalcaldesa socialista, Carmen Heras, “si no la han pagado antes es porque no han querido”, ya que asegura que la última certificación de pago llegó al Ejecutivo extremeño, pero el cambio de gobierno en la Junta provocó un silencio administrativo que se ha extendido durante cuatro años y que ha acabado con un pleito.

El ayuntamiento tendrá que hacer frente al pago de 600.000 euros y el GobEx a la deuda de 1,2 millones de euros que se mantiene con la empresa Placonsa por la obra de la plaza Mayor

Así, la decisión de liquidar el organismo y abonar a Placonsa el coste de la última fase de remodelación de la plaza Mayor se toma después de que el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) haya dictaminado que ambas administraciones debían pagar esa cantidad de manera solidaria, que corresponden a la redacción del proyecto, el IVA y el impago de dos certificaciones, según el TSJEx. Por supuesto, las costas judiciales también corren a cargo del erario público.

Lo que sí ha especificado la regidora cacereña, es que el ayuntamiento ha tenido que hacer frente al pago de una deuda de 90.000 euros con los técnicos del proyecto intramuros, ya que, según Nevado, Heras aprobó una resolución de Alcaldía para abonar esa cantidad antes de dejar el cargo en 2011. Una cantidad que no se consignó en los 600.000 euros anuales que el Ayuntamiento de Cáceres aportaba cada año al consorcio dentro del denominado proyecto de intramuros.

El proyecto ‘De Intramuros a Europa’ era un plan que manejaba el Ayuntamiento de Cáceres, de cara a la candidatura de 2016, para revitalizar el centro de la ciudad y llevar a cabo una ordenación urbanística moderna, basada en el concepto de ciudad cultural.

“Lo importante es que por fin se ha liquidado este consorcio y se ha solucionado un problema”, sentencia Nevado antes de levantar la sesión.

Luz verde al parking Primo de Rivera

_MG_0448

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado el proyecto de construcción del parking subterráneo en Primo de Rivera, con los votos en a favor del PP y los votos en contra de la oposición en bloque.

El PSOE ha votado en contra del proyecto del parking por considerarlo “inviable” y entender que “hipotecará” la capital cacereña durante los próximos 40 años, el tiempo que dura la concesión de la explotación para la empresa, en palabras del concejal socialista, Miguel López.

De la empresa adjudicataria de la construcción del parking, Riosa-Herce, se valoró el menor plazo de puesta en funcionamiento del aparcamiento, que contará con 315 plazas divididas en tres plantas, pero —-según López— Riosa-Herce ha propuesto realizar más plazas (hasta 351) y más plantas subterráneas con un presupuesto de un millón de euros menos que la empresa que presentó el proyecto inicial: EmPark. Así, el grupo socialista critica el “sobrecoste” que supondrá la obra “que tendremos que pagar todos los cacereños”.

El grupo de IU-Verdes señala que los vecinos de la zona “no quieren que se haga la obra” y que la empresa adjudicataria ha construido otro parking en Soria capital, “donde han tenido muchos problemas”, según la edil de IU, Margarita González-Jubete.

Por su parte, la alcaldesa, Elena Nevado, insiste en que el parking es “viable” y asevera que los vecinos de la zona sí están satisfechos con la futura obra. Además, Nevado afirma que el parking de Soria “funciona correctamente”, después de haber hablado con el regidor soriano sobre este asunto. 

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here