Jarandilla de la Vera vivirá esta semana una de sus fiestas más queridas y representativas, Los Escobazos, que se celebra el 7 de diciembre. Y este año la localidad cacereña se vuelca especialmente para conseguir que esta fiesta, que ya ostenta el título de Interés Turístico Regional, consiga la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Para ello, para conseguir este reconocimiento, el Ayuntamiento jarandillano ha hecho un mayor esfuerzo en la organización de esta nueva edición, haría constar su concejal de Festejos, Pablo López, en la presentación de la programación 2018 de estas fiestas que, aunque de origen pagano, rinde honores a la Inmaculada Concepción.

López estuvo acompañado en el acto, celebrado en Cáceres, por el diputado de Cultura, Juventud y Deportes de la Diputación, Álvaro Sánchez Cotrina, que mostró el apoyo de la institución provincial a esta fiesta “que reúne a grandes y pequeños” y que tiene, señaló, “todos los ingredientes esenciales para ser un gran encuentro, ya que aúna historia, tradición, leyenda, magia, música, fuego y, sobre todo, pasión”.

La fiesta, en honor a la Inmaculada, se celebra el día 7

Cotrina destacó, además, el esfuerzo que año tras año se hace para transmitir esta tradición a los más pequeños, “enseñándoles desde muy niños a elaborar sus propios escobazos”, y se refirió a la exposición fotográfica, que se puede ver en el Museo de Los Escobazos, del I Encuentro de Fiestas Tradicionales con Fuego, que se celebró en Valladolid, y en el que se incluyó esta fiesta de Jarandilla.

Programación

El programa de actos organizado para Los Escobazos 2018 dará comienzo ya este miércoles, 5 de diciembre, con el desarrollo de talleres para la elaboración de escobones o acercarse a los instrumentos musicales tradicionales.

A lo largo del jueves se prepararán las distintas hogueras que, ubicadas en aquellas calles y plazas por donde pasará la procesión, serán encendidas el viernes. Esto ocurrirá por la tarde, sobre las 19:00 h, que es cuando se procede a la quema de los escobones y hogueras con la que se inicia la fiesta de Los Escobazos.

Ese mismo día, el viernes 7, será cuando se haga entrega del ‘Escobón de Oro’, que este año ha recaído en el chef, de origen verato, Quique Dacosta, por su implicación para dar a conocer su tierra, su cultura y sus tradiciones.

Y también el viernes se realizará la tradicional Petición de la Rosca, que dará comienzo a las 16.00 horas; y la procesión el Estandarte de la Inmaculada Concepción, que saldrá a las 21:00 h de la Iglesia Parroquial Santa María de la Torre.

El concejal de Festejos jarandillano no olvidó recordar, para terminar, algunos de los consejos que cada año se dan para evitar percances en el desarrollo de la fiesta, como, y entre otros, utilizar ropa vieja no inflamable, taparse la cara, la cabeza y las manos, o dar con los escobazos solo de cintura para abajo, aunque destacó que “nunca se ha sufrido ningún accidente”.

La historia

Las narraciones orales cuentan que fueron los cabreros y pastores los que dieron comienzo a estos festejos. Ellos, en la víspera de la Inmaculada, bajaban de la sierra por la noche para celebrar ese día en el pueblo, y con el fin de poder avanzar y ver el camino decidieron utilizar antorchas hechas de retama o escobazos, y fue esto lo que dio origen a la fiesta de Los Escobazos.

“Lo que nos parece más grave es que se haya estudiado una modificación del proyecto y que el nuevo no mejore en accesibilidad, ya que se mantendrá un tramo con peldaños y una rampa, lo que supone una barrera para las personas con discapacidad física”, apuntó Salaya.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here