La alegría, el buen rollo, los estampados imposibles y por supuesto, la música volvieron a ser los protagonistas de Horteralia, el festival que parte la pana, en su edición más multitudinaria. 3.500 hortefans llegados de toda España pusieron el listón muy alto con looks muy cuidados a los que no les faltaba ni un solo detalle. Con puntualidad británica, a las 14.00 h el pabellón Multiusos abrió sus puertas para comenzar a recibir con un cocido calentito a personas llegadas de todos los rincones de España, que llegaron dispuestas a pasarlo fetén durante 14 horas de música y diversión.

El pregón de la polifacética Malena Gracia animó al público con su soltura y “gracia” en el escenario puesto que cantó temas míticos del panorama nacional y, por supuesto, su ‘Loca’.

Antes del arranque oficial, Dj Coke deleitó a los hortefans con canciones para no parar de bailar. Posteriormente, los gallegos Esteban y Manuel, los reyes de la cumbia tune gallega conquistaron a todos los presentes. Sin prisa, pero sin pausa, Esnórquel Dj y su “cuerpo de baile” (Perra de Satán y La Caneli) hicieron un show desternillante con temazos adaptados de Ella Baila Sola, Mocedades o Sonia y Selena. Un auténtico rey de la animación y el espectáculo, desde luego.

Las Azúcar Moreno, Malena Gracia, Locomia, Esnórquel Dj y Esteban y Manuel, entre otros, ponen “patas arriba” el Multiusos

El clímax de Horteralia llegó de la mano de ‘Azúcar Moreno’. Toñi y Encarna desataron la locura colectiva y aunque no fue la primera, ‘Devórame otra vez’ marcó el inicio de un intenso idilio con el público de Cáceres. Los puntos álgidos de esta actuación llegaron con ‘Tus ojos bandidos’ o ‘Solo se vive una vez’, tema que interpretaron en su despedida.

Después de este momento, llegó la tradicional entrega de premios ‘Riñonera de Oro’, ‘Hombrera de Plata’ y ‘Mercadillo Franco’. El maestro de ceremonias fue Cherri Coke Dj y el método elegido el aplausómetro, que dicatminó que el primer premio fuera un homenaje a la diversidad con Héctor Cardao, el segundo para una niña de la comunión vintage y el de grupo para los Electroduendes.

Después de este momento, llegaron los Locomia que con sus hombreras y abanicos que llenaron de fantasía el Mutiusos de Cáceres. A media noche entró en escena Joe Crepúsculo y la guinda del pastel la pondría ‘la verbena’ de Las Chillers.

Horteralia 2018 será recordada como una edición multitudinaria, una de las citas más importantes del año, capaz de mezclar varias generaciones a base de cardados, colores imposibles y música de ayer, de hoy y de siempre.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here