El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha señalado que no cabe “ninguna duda” de que la segunda oleada del coronavirus ya ha llegado a Extremadura, a tenor de las tasas de incidencia registradas en las últimos 14 días, que se sitúan en el mismo nivel que en las tres primeras semanas de marzo.

En concreto, según ha avanzado en rueda de prensa en Mérida, la tasa de incidencia en las dos últimas semanas en el conjunto de la comunidad es de 34 por cada 100.000 habitantes. No obstante, ha destacado que esta cifra es tres veces inferior a la media del país, que está 96 casos por cada 100.000 personas.

“Estamos ante una segunda oleada de coronavirus”, ha reiterado en varias ocasiones Vergeles, para quien atendiendo a las proyecciones epidemilógicas “no cabe ninguna duda” de que es así y que, por lo tanto, habrá que actuar “de forma muy contundente en los próximos días a medida que se vayan detectando brotes y positivos”.

No obstante, Vergeles ha remarcado que la diferencia con respecto al inicio de la pandemia es que “estamos mucho mejor organizados y preparados”, y que se están detectando los casos “mucho mejor” que en la primera oleada.

Además, ha incidido en que ahora se están detectando mejor a los pacientes asintomáticos, que alcanzan el 60% del total de los casos positivos en la comunidad. Por tanto, considera que la comunidad afronta esta segunda oleada con “la maquinaria más engrasada para hacer frente” a la pandemia.

Otra diferencia es que se conoce trazabilidad de “cerca del 100%” de los casos declarados, lo cual permite realizar estudios “más selectivos” y un mejor acotamiento de los brotes con el fin de controlarlos a medida que se vayan produciendo en las próximas semanas y meses, ha señalado. En este sentido, ha abundado en que con estas cifras de incidencia en Extremadura “hay transmisión comunitaria controlada, de momento”, ha afirmado, y que el objetivo es que la propagación no se descontrole, para lo cual “hay que estar encima de cada caso, hay que anteponerse al virus”.

Presión asistencial moderada

Con ello, ha afirmado, no pretende “asustar a nadie”, pero sí quiere hablar “con claridad y transparencia” sobre la situación epidemiológica de la comunidad, para la cual de momento no considera que sea necesario abandonar la nueva normalidad para volver a alguna fase de la desescalada.

No obstante, sí ha advertido de que tras semanas sin pacientes hospitalizados, los casos se están incrementando, pues a día de hoy, con los datos actualizados, hay 14 ingresados, tres de ellos en las últimas 24 horas, y dos de ellos en UCI, por lo que la presión asistencial es aún “muy bajita”.

Además, en el balance diario de casos la comunidad alcanzará su este jueves su cifra récord de nuevos positivos desde que finalizara el estado de alarma, con 58, la mayoría de ellos adultos jóvenes de entre 16 y 30 años.

LA MOVILIDAD, PRINCIPAL CAUSA

A preguntas de los periodistas, Vergeles ha señalado que no le ha sorprendido que la segunda oleada se haya producido en pleno mes de agosto, teniendo en cuenta que este virus no atiende a las temperaturas, y principalmente lo achaca al fin de las restricciones a la movilidad.

En este sentido, ha señalado que las cifras de casos que aparecen ahora son el resultado de los contagios de hace diez días, por lo que prevé un incremento aún mayor en las próximas fechas.

En este punto, ha apelado más si cabe a la responsabilidad de los ciudadanos ante la próxima celebración este fin de semana de las fiestas en muchos pueblos con motivo de Santa María de Agosto, este sábado, día 15, que es “cuando más se mueve la gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here