_sequia_51f06741

Según un estudio del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea.

A finales de este siglo, se espera que las sequías en Europa sean más frecuentes e intensas debido al cambio climático y el aumento del uso del agua, según alertan investigadores del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea y la Universidad de Kassel, en Alemania, en un artículo publicado en ‘Hydrology and Earth System Sciences’, una revista de acceso abierto de la Unión Europea de Geociencias (EGU, en sus siglas en inglés).

“Nuestra investigación muestra que muchas cuencas fluviales, especialmente en zonas del sur de Europa, pueden llegar a ser más propensas a los periodos con suministro reducido de agua a causa del cambio climático”, afirma Giovanni Forzieri, investigador en gestión del riesgo climático en el CCI y autor principal del estudio. “Un aumento de la demanda de agua por la población creciente y el uso intensivo del agua para el riego y la industria se traducirá en una reducción aún mayor en los niveles de flujo de los ríos”, adelanta.

Sólo en Europa, el costo de la sequía en las últimas tres décadas ha sido de más de cien millones de euros.

Para ello, analizaron los modelos climáticos e hidrológicos en diferentes escenarios, que son “relatos de posibles evoluciones”, hasta 2100 en este estudio, de la sociedad que se utilizan para cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero del futuro y el consumo de agua por los diferentes sectores, señala Luc Feyen, hidrólogo en el CCI y coautor del trabajo.

Investigadores alertan de este hecho, debido al cambio climático y el aumento del uso del agua

La investigación muestra que las partes meridionales de Europa serán las más afectadas. Los niveles de flujo mínimo de arroyos y ríos se pueden reducir hasta en un 40 por ciento y los periodos de escasez de agua pueden aumentar hasta en un 80 por ciento debido al cambio climático por sí solo en la Península Ibérica, el sur de Francia, Italia y los Balcanes.

Aumento de temperatura

El escenario de emisiones utilizado en el estudio predice que la temperatura global promedio se incrementará en hasta 3,4° C para el año 2100, en relación con el periodo de 1961.

Sólo en Europa, el costo de la sequía en las últimas tres décadas ha sido de más de cien millones de euros

Pero los autores del estudio advierten de que el calentamiento proyectado para Europa, en particular de sus regiones del sur, es aún más fuerte. “A lo largo de la Península Ibérica, por ejemplo, se prevé que la temperatura media del verano aumente hasta en 5° C para finales de este siglo”, resalta Feyen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here