Refranero

Historias de Plutón /
JOSÉ A. SECAS

Es tristemente común esa tendencia a etiquetar, clasificar y ponerle un marco grande (o pequeño) a la gente sin distinción de edad, sexo, religión, procedencia y cultura (o todo lo contrario); haciendo uso de los tópicos y yendo a lo obvio y a lo fácil. Es una conducta muy cómoda que nos aleja de la observación, del juicio propio y hasta del sentido común. “Cría la fama y échate a dormir”; eso dice el refrán y me temo que quiere ser cierto.

Acabo de leer por encima un artículo que menciona las “características” de los intelectuales de izquierdas y de derechas y se reparten las afinidades y los odios a partir de los tópicos manidos de siempre: gais, toros, aborto, monarquía… un topicazo detrás de otro. Ayer vi (de raspajilón) un programa de televisión que abundaba en las repetidas características que etiquetan a las personas dependiendo de su origen y nacencia y me cansan esa forma de generalizar y meter en el mismo saco a todo bicho viviente que haya venido a nacer en un punto geográfico: catalanes tacaños, aragoneses tozudos, andaluces vagos…

Hace un rato me he enfrascado en una absurda discusión con mi pareja y ambos hemos echado mano de “que si los hombres son así y si las mujeres son asao”…

Hace un rato me he enfrascado en una absurda discusión con mi pareja y ambos hemos echado mano de “que si los hombres son así y si las mujeres son asao”… vamos, el colmo de la barrera para no ver un poco más allá, el prototipo de argumento cazurro y cerrado que no se preocupa (ni de coña) por ir al meollo de la cuestión y salva los trastos tirando de manidas obviedades y perogrulladas más o menos falsas. (Quiero añadir, en desagravio  propio y de Marisol, que nos hemos dado cuenta de nuestro desparrame y hemos rectificado oportunamente).

Con respecto a las generalizaciones y etiquetas que atañen al fútbol, a las religiones o a la política, no quiero andar entrando porque ahí si que se hace pupa y se alteran las susceptibles mentes estancas y programadas de las que venimos haciendo gala desde que no acabamos de pensar por nosotros mismos. Mejor me callo.

Y como despedida jocosa y festiva os dejo una serie de frases tópicas y típicas que Ojete Calor nos cuenta en su canción “Cero sesenta”. Disfruten: El blanco combina con todo, la natación es el deporte más completo, la dieta mediterránea es la más sana, las mejores baladas son de grupos heavy, los gays son supersensibles, todas las modelos son tontas, en España se hace el mejor doblaje, los más radicales con el tabaco son los exfumadores, Barcelona es muy cosmopolita, los niños de hoy no saben jugar, el rey Juancarlos es muy campechano, los Rolling Stones son incombustibles (aunque “el rock ha muerto”).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here