966263_456368064455462_1578476771_o

Si te viera Schopenhauer /
SERGIO MARTÍNEZ

Hoy me apetece escribir sobre los festivales de esta región y la peculiar gestión que hacen los ayuntamientos y el Gobierno de Extremadura de los mismos. En estas últimas fechas hemos asistido a una varieté de presentaciones en las que nuestro presidente del gobierno, José Antonio Monago, nos habla de pop presentando el Contempopranea, de teatro con el Festival de Mérida, de acuerdos de comida y rock con Extremoduro, o  de música y turismo LGTB con Los Palomos. La verdad es que no podemos decir que nuestro presidente no se entregue a las causas musicales. Y además, suelta la pasta. Eso es implicarse.

Colmo de esta entrega es que hoy lunes, mientras usted lee Avuelapluma, el Gobierno de Extremadura se ha llevado nada más y nada menos que la presentación del Festival Womad a Mérida. Y es que supongo que habrá pensado que si esto lo pago yo y, no puedo ir a Cáceres, que el  festival  venga a Mérida y así salgo en la foto que me faltaba, presentando el festival hippie por excelencia.

La verdad es que aunque intente buscarle coherencia no lo entiendo. ¿Cómo puede presentarse el festival más importante de Cáceres en Mérida? Seguro que me dirán que deje de pensar de forma localista pero, ¿ustedes le verían algún sentido a que el Festival de Teatro de Mérida se presentara en la capital cacereña?… pues yo tampoco.  Pero ya saben, poderoso caballero es don dinero.

Ya saben, poderoso caballero es don dinero

Y ahora me voy a centrar en el titular de esta columna. Envidia sana es lo que siento cuando veo como la fiesta de Los Palomos logra cada vez más apoyo del Gobierno de Extremadura y del Ayuntamiento de Badajoz para potenciar la fiesta y sus actividades paralelas. Los Palomos y Horteralia, festival del que soy uno de los organizadores, empezamos  más o menos al mismo tiempo, ellos en 2011 y nosotros en 2010. En muy poco tiempo los dos eventos han conseguido repercusión nacional importante y se han ganado rápidamente el favor del público gracias a su espontaneidad y originalidad. Hecho muy difícil de lograr en el masivo espectro de festivales de este país.

Pero entre Los Palomos y Horteralia hay una gran diferencia. Los Palomos han conseguido el favor de su ayuntamiento, consiguiendo financiación y espacios para más actividades. Además, el consistorio ha pedido apoyo al gobierno que ha respondido al ver el tirón turístico de la cita. Sin embargo, Horteralia ve como el Ayuntamiento de Cáceres no valora en absoluto los logros obtenidos ni el tirón turístico de la cita.  Su aportación es mínima y, por supuesto, ni se plantea  pedir al Gobierno que potencie la fiesta, única en España. Tenemos muchas actividades pensadas, creemos en el festival y lo seguiremos haciendo con ayuda o no, pero siento envidia sana de mis amigos de Los Palomos. Por cierto, los ayuntamientos tienen el mismo color político. Alguien lo entiende, yo no. Como tantas cosas. Bendita ciudad.

 

4 COMENTARIOS

  1. Y el carnaval en caceres? Que lo que se esta consiguiendo es gracias a los 8 miembros que forman la directiva de la asociacion caceres carnaval? sin ningun tipo de ayuda por parte de Ayuntamiento….
    “quien no siembra, no recoge…”
    y caceres tiene mucha zona verde donde sembrar

  2. En lugar de sentir envidia habría que sentir orgullo.

    Antes que cacereño, yo soy extremeño y la única manera de destacar en este país es estando todos unidos.

    Si el ayuntamiento no te regala dinero haz una fiesta rentable y auto sostenible.

  3. Yo soy incondicional tanto de los Palomos como del Horteralia (y siempre que puedo, de todos los demás festivales extremeños) y se que la estrategia de Monago es puramente política, pero creo que no debemos olvidar que los Palomos tienen detrás una reivindicación muy importante: los derechos LGTB, y eso puede justificar que se le de más importancia y recursos que al Horteralia.

  4. No se debe ser cateto, pues si tanto envidias Los Palomos, olvidas que ellos se presentaron en Mérida también, y sin tanta polémica pueblerina. El hecho de presentarse allí, lo único que consigue es que quede claro que este festival cacereño, lo es de toda Extremadura y no solo un hecho local. Cáceres lidera esta ámbito cultural y allí presentamos el fuero…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here