Micro residencias Artísticas
Participantes en el proyecto de 'Micro-residencias artísticas' de Alburquerque (Badajoz). SAMBRONA

La programación del proyecto ‘Micro-residencias artísticas’, que se ha desarrollado desde 2016 para ayudar a la profesionalización de jóvenes artistas de la región en entornos rurales, concluye este viernes, día 14, con un acto en el Museo Helga de Alvear de Cáceres, que a la vez continúa ampliando su colección.

La cita será a las 11:00 horas y en el acto participará la asociación cultural y juvenil Sambrona, que presentará la publicación-kit ‘Rezo a la Luna’. Esta publicación es el resultado de la experiencia de la residencia de las artistas Mireia Pons, Carlota Miralbell y Helena Freiría en Alburquerque (Badajoz).

En el acto del museo cacereño, donde se hablará sobre juventud, cultura e igualdad en el mundo rural, las mujeres rurales serán las protagonistas. Además, estarán acompañadas por las distintas instituciones y entidades que apoyan este proyecto como son el Instituto de la Juventud de Extremadura (IJEx) de la Junta de Extremadura, la Diputación de Badajoz y la Universidad Popular de Alburquerque.

‘Rezo a la Luna’

La publicación-kit ‘Rezo a la Luna’ se fija en un ritual de arraigo popular en la zona que ha pasado de mujer en mujer, durante generaciones, en la localidad pacense. Esta pieza se compone de un libreto que recoge los testimonios de las jóvenes artistas residentes con la colaboración de investigadoras, críticas, y comisarias de referencia en arte contemporáneo.

También contiene la esencia que han ofrecido los productores y artesanos regionales de la Asociación de Artesanos de Extremadura (Artesanex). Así, se ha creado una simbiosis entre el arte y las esencias de Extremadura que invita al lector a jugar con los distintos elementos.

Un proyecto de largo recorrido

El proyecto ‘Micro-residencias artísticas’ se ha configurado desde el 2016 como un espacio de importancia enfocado en ayudar a jóvenes artistas emergentes en la región, ofreciéndoles oportunidades en su camino de profesionalización y especialización, «pero sin olvidar que el lenguaje artístico es una extraordinaria herramienta social», ha explicado la organización.

Esta iniciativa contribuye a ser un altavoz para las voces más invisibilizadas del entorno rural. Con la jornada en el Museo Helga de Alvear de Cáceres se quiere poner de manifiesto que las redes que sostienen la vida son fundamentalmente femeninas. Muchas de ellas, herederas de esta tradición, se han enfrentado a la estigmatización y la ignorancia durante mucho tiempo.

«Por eso, es el momento de reivindicar su existencia y resistencia frente a los que pretenden vaciar estos lugares de vida», concluye la organización.

FuenteAvuelapluma/Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí