Bonifacio Lázaro Museo de Bellas Artes Badajoz
Una de las obras donadas al Museo de Bellas Artes de Badajoz. Diputación de Badajoz/Europa Press

La hija del pintor de origen portugués Bonifacio Lázaro Lozano, Ana Lázaro, ha legado al Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA) las obras de su padre, que suponen 114 piezas entre óleos, dibujos y una escultura.

Ana Lázaro fallecía el pasado 23 de abril en su casa de Madrid, en cuyo último testamento, fechado el 30 de marzo de este mismo año, legaba a la pinacoteca provincial dependiente de la Diputación de Badajoz las obras de su padre que la han acompañado hasta sus últimos momentos. Las piezas, que han sido aceptadas por la Diputación por su valor artístico y la relevancia del pintor, pasarán a formar parte de la colección permanente.

Una vida dedicada al arte

No es la primera vez que Ana Lázaro contribuye a enriquecer la colección del MUBA, según ha recordado la institución provincial pacense, ya que su última aportación fue la donación de cuatro lienzos y 400 dibujos y apuntes de viajes de su padre, que se recogieron en la Edición Rescate de 2017 bajo el título ‘Una vida en Cuadernos. Dibujos de Bonifacio Lázaro Lozano’.

Entre las piezas legadas, destaca el retrato de Ana Lázaro con sari verde que su padre realizó en noviembre de 1973, cuando su hija contaba con 40 años de edad. Nacida en 1933 en Madrid y “enamorada” de Extremadura, Ana Lázaro ha cumplido una vida dedicada al arte, pero en otras facetas, ya que ha sido bailarina, coreógrafa y profesora de ballet. “Celosa defensora de la trayectoria pictórica de su padre, eligió el Museo de Bellas Artes como custodio de este último legado, el más personal”, detallan desde la Diputación de Badajoz.

Actualmente, el Museo de Bellas Artes de Badajoz tiene en su recorrido permanente parte del pasillo de la primera planta y la sala 7 del Edificio A dedicadas al pintor Lázaro Lozano. Ahora, y durante dos meses, la sala 00 acogerá una representación de las piezas al óleo legadas por su hija a la pinacoteca provincial.

Este legado aumenta la notoriedad del Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA), que también participa en exposiciones itinerantes como es el caso de ‘Cuestión de ambiente’, en la Sala Centro Cibeles de Madrid, con dos obras de Antonio Juez que se pueden ver hasta el próximo 24 de Octubre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here