Minimalismos
Vicente Rodríguez Lázaro

El alma de la Naturaleza ha helado su epidermis desencantada por el desprecio de los hombres que han tomado la senda de la ingratitud hacia su fuerza creadora.

Se ha encerrado en su caverna para meditar juiciosa un despertar certero con la intención de enfrentarse al rebelde que desprecia sus poderes.

El ser humano precisa de una pronta rectificación, retornando a las propuestas de la Madre despechada que medita en sus espacios castigar su insensatez despojándolo con firmeza de su don de privilegio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here