museo-louvre-francia

Reflexiones de un tenor /
ALONSO TORRES

Existen dos libros con idéntico título que yo haya leído, “Los mandarines”. Uno se acompaña del epígrafe, “El bosque de los letrados” y es un compendio de historias tradicionales chinas recogidas en el siglo XVIII por Wu Xinji (interesante, instructivo, y que les den por donde amarga el lichi a los chupópteros, funcionarios y cortesanos). El otro es de Simone de Beauvoir, la del “tercer sexo” (por no decir “la mujer de Sartre”, que se nos remueve, seguro, de rabia en la tumba). En él está reflejada la querencia de la intelectualidad francesa de “coger sitio” una vez terminada la IIª Guerra Mundial (¿por qué no se fue de París Picasso, si tan comunista era y estaba, la llamada “Ciudad de la luz”, en manos de los putos nazis; a quién pintaba don Pablo en su estudio y a quién le vendía sus telas?), trata, digo, el libro, de los que consiguen “situarse” en la cresta de la ola, de los que se quedan en el camino, de la “intellitgensia” (escritores, pintores, filósofos, músicos, antropólogos…), de los lame-culos, de los listos, de los aprovechados, de los vivos, y de los muertos en vida.

Hagamos ahora un poco de mal teatro, sabiendo, antes, que Francia, esa república centralista, jacobina y laica, invierte en cultura 14.000 millones de eurazos; Eggpaña, su Eggpañna, no mi España, Mater Dolorosa, gasta en cultura, no invierte, gasta, 746 millones de “leuros”. Ahora sí, un poco de teatro, y buscamos un hipotético escenario y lo encontramos, por ejemplo, en un parque grande, grande, grande, con mucho verde, árboles, bancos, senderos y estanques. Vemos a cuatro personajes que caminan juntos, dos mujeres y dos hombres, tod@s recientemente premiad@s.

Francia invierte en cultura 14.000 millones de eurazos; Eggpaña gasta en cultura, no invierte, gasta, 746 millones de “leuros”

Primer personaje, “yo, con lo rebelde y antisistema que soy lo he pillao, el premio, me he reivindicado a mí mismo en la gala, he trincao la pasta y me voy pa mi ciudad de acogida, que passso del presidente trilero que se gasta las perras en putas”. Segundo personaje, “con mi viola de gamba me he ganado hasta ahora muy bien la vida, y no necesito que me premien, y menos, este gobierno que se jacta de su ignorancia y quita dinero y apoyos, constantemente, a la cultura en general”. Tercer personaje, “soy muy cateta, soy de mi ciudad, nada más, mi máquina de hacer fotos es la misma desde hace veinte años, me vale, me sirve y no quiero un premio porque a estas alturas de la peli me comen el chocho todos los ministros, y más, el de cultura”. Cuarto personaje, “lo voy a aceptar porque estoy mayor, porque me la suda todo el mundo, porque no se lo habían dado nunca a nadie de mi tierra, y eso que el arte, como el dinero, no tiene patria, ¿verdad?, y porque voy a hacer de la historia una performance que lo van a flipar”.

Y est@s son, ¡¡¡¡¡léidis an yéntelman!!!!!, los mandarines de Eggpaña, La Saqueada (¿dónde coño está la intelectualidad? Ah, sí, en algún evento donde se sirva jamón, o haya lucecitas estroboscópicas de colores ácidos… fiestón, fiestón curturà).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here