1365175088628

Los abogados de la Infanta prefieren sacrificar la poca credibilidad que le quedaba a su marido con la afirmación del contable arrepentido del Instituto Noos, Tejeiro, que defiende la total desvinculación de doña Cristina de Borbón respecto a las operaciones fraudulentas. Parece una acción desesperada de quien lanza al abismo a peones, torres y caballos para salvar a la reina en una partida de ajedrez. La implicación de la infanta con los tejemanejes de su marido está fuera de toda duda. Parece incompresible que fuera partícipe de una sociedad, avalara con su firma y asistiera a reuniones y juntas, pero desconociera que los ríos de dinero que fluían fueran —además de intangibles— ilegales. Veremos la evolución del caso. Si finalmente ambos acaban siendo exculpados, el desprestigio de la Justicia y la Casa Real será más que notable por mucho que se esfuercen ahora en desvincular a esta rama de la familia de parentesco real, bien que han sacado rendimiento durante muchos años.

Peleas de familia se dan también en el seno de los socialistas. Una carrera fratricida para llegar a las primarias enseñando músculo. Se olvidan de que el objetivo de llevar a cabo unas primarias abiertas es reforzar la formación política de cara al inminente enfrentamiento en las urnas con los populares. En los avales cosechados por Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias se deduce que el PSOE se debate entre varios modelos de reconstruir el partido, así como la fragmentación que existe entre las distintas regiones. De largo, Sánchez ha cosechado más avales que sus perseguidores Madina y Tapias, pero hay quien dice que el ejercicio de persuasión es vano, pues una vez alcanzados los mínimos, es esfuerzo baldío.

España necesita una alternativa sólida de gobierno, incluso el propio PP necesita un PSOE fortalecido que les exija tener altura de miras para negocias y alcanzar acuerdos que estén por encima de mayorías absolutas. El asalto de PODEMOS les debe conminar a conectar con sus votantes de izquierda que están fugándose en masa hacia opciones más radicales. Si vuelve a ocupar ese espacio natural, si es valiente para cambiar nombres y sillones, volverá a tener el apoyo del electorado fugado. De esto tendrá mucha culpa el próximo secretario general del PSOE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here