Casi el 70% de los extremeños siente desconfianza por la clase política, según un estudio
Presentación en Cáceres de un estudio realizado por la Fundación Sentido Común - FUNDACIÓN LIDERAR CON SENTIDO COMÚN

Siete de cada diez extremeños (69%) siente desconfianza por la clase política que gobierna, y ese mismo porcentaje también reconoce que sus gobernantes «carecen de sentido común o tienen apenas un poco», según se desprende del estudio ‘Observatorio social para Extremadura: Expectativas, miedos, alegrías y nuevas exigencias’, que ha realizado la Fundación Liderar con Sentido Común y que ha sido presentado este jueves en Cáceres.

La fundación interpreta estos datos como un argumento más que ahonda en la lejanía entre los líderes y la gente, y que se traduce en la necesidad de nuevos liderazgos. Además, los datos arrojan que el 80% de la ciudadanía extremeña valora la honestidad como la principal cualidad que han de tener sus líderes por encima de las capacidades racionales.

Hay que aclarar que se ha llevado a cabo una encuesta entre octubre y noviembre a 1.000 personas de más de 16 años de la región, en la que se muestra la «desconexión» con la clase política actual traducida en sentimientos como la desconfianza.

Los extremeños también apuntan a que las figuras políticas (34%) son su principal problema seguido de la incertidumbre (21%), la economía (17%) o el desempleo (13%). Para solucionarlo, los encuestados inciden en que la figura más adecuada debería salir de un nuevo liderazgo.

Igualmente, seis de cada diez extremeños (60%) responde que sus referentes como líderes son figuras que se enmarcan dentro del primer metro cuadrado de las personas, es decir, padres (40%), médicos (12%) y profesores (8%). Por contra, la figura del presidente de Extremadura (1%), del sacerdote (1%), del alcalde (2%) y de la policía (3%), son las que presentan mayor lejanía con los extremeños.

La directora del Observatorio y coordinadora del estudio, Agustina López, y el consejero de FLSC, Pablo Knopoff han presentado estos datos esta mañana para explicar  los sentimientos de la sociedad extremeña hacia la post pandemia. De esta manera, se presenta un escenario donde más de la mitad dice sentirse en un estado de serenidad y esperanzado, mientras que el 43% de los encuestados manifiesta un estado de ánimo bajo vinculado al enfado, al cansancio y a la angustia.

Con respecto al liderazgo, la ciudadanía de Extremadura, 8 de cada 10 (el 81%) señala  que un buen líder ha de contar con cualidades vinculadas a la bondad moral como honestidad, generosidad y resiliencia, entre otras, muy por encima de las capacidades racionales.

«El mensaje es claro: no sirve alguien fuerte y trabajador si además no es honesto. Al parecer, sin verdad no hay liderazgos de verdad. Era de esperar, pero lo notable es la gran proporción con que la gente lo exige sobre las capacidades racionales. Esto tiene que ver con la desesperanza autoaprendida, donde el individuo renuncia a exigir lo que cree que ya no va a conseguir y solo se centra en las utopías de carácter humano, que percibe como irrenunciables», ha señalado Sola.

Principal problema

Los encuestados también ofrecieron su punto de vista sobre cuál era su principal problema. En este sentido, «las figuras políticas no son ejemplo ni de respeto ni de admiración para los extremeños. Es más, en realidad son un problema, y no cualquiera: el principal», argumentan los responsables del estudio.

Con todo esto, la ciudadanía extremeña insiste en que la figura que podría solucionar de mejor manera los problemas es un nuevo liderazgo porque «los que gobiernan ahora no son los indicados», y lo plasman al reseñar que siete de cada diez extremeños siente desconfianza (69 %) por los políticos que gobiernan.

Ante la pregunta de cuánto sentido común tienen los líderes de su provincia, siete de cada diez extremeños (69%) reconoce que sus gobernantes carecen de sentido común o tienen apenas un poco. Se trata del argumento que más ahonda en la lejanía entre los líderes de la clase política y la gente, pues pone de manifiesto la incapacidad para afrontar los temas que preocupan a los ciudadanos y, por tanto, invita a las personas a desconfiar de sus políticos.

Al preguntar a los extremeños por la característica principal que atribuyen a los liderazgos femeninos, se observa una batería de atribuciones fragmentadas que, en mayor o menor medida, corresponden a la nueva cultura de valoración del ecosistema femenino. Se destacan valores que en general son aplaudidos porque posicionan a la mujer en un rol activo. En preferencia, se encuentran dos conceptos que pueden trabajar juntos: «La valentía es una cualidad del que desea emprender».

El estudio arroja, respecto al sentimiento de identidad extremeña, qe hay una «alta satisfacción» por ser extremeño y destaca la calidad de vida y el bienestar en la región.

Fundación liderar con sentido común

Liderar con Sentido Común es una fundación impulsada y presidida por Antonio Sola que tiene como misión localizar, fomentar, formar y conformar mujeres y hombres líderes de nuevo cuño capaces de inventar primero y gobernar después las nuevas instituciones del futuro mediante la concepción de buenas ideas de sentido común fraguadas en el diálogo y el encuentro.

Antonio Sola es estratega político, reconocido en el mundo de la consultoría como «creador de presidentes». Es uno de los 5 estrategas políticos de habla hispana más destacados y reconocidos a nivel mundial. Con 49 años de edad, Sola ha liderado la estrategia de 14 campañas presidenciales ganadoras y ha dirigido más de 500 de distinto rango en más de 30 países, informa la fundación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here