La bruja Circe

Ser una misma quien es, no es fácil, es el acto mágico y alquímico que dura toda nuestra vida. Desde nuestra infancia hasta el fin de nuestros días cambiamos una y otra vez, muchas veces nos resistimos al cambio y la vida nos obliga. Abre tus ojos lo que nos rodea está en continuo cambio, los animales, las plantas, todos y cada uno de los seres cambian y se adaptan a los ciclos. Un bosque por ejemplo, es en conjunto un organismo vivo, totalmente distinto en verano que en invierno, raciona y se adapta con la humedad, la temperatura, la luz.

Incluso la luz que nos llega, es más o menos intensa según donde estemos, o según las circunstancias astrales tormentas solares, eclipses, giros de la tierra o el clima. Nada es todo cambia dice la tabla esmeralda. El único punto estable de tu vida eres tu misma y sin embargo, pasamos la vida intentando complacer a padres, familia, amigos, amores, parejas, hijos para ser aceptados y en ese proceso muchas veces erramos. Es ser nosotras mismas lo que no dará equilibrio. Es buscar los cambios para mejorar ante nosotras mismas, lo que nos hará sabias. Es encontrar la luz interior y la sencillez lo que nos hará felices. Tenemos una maestra cerca : la naturaleza, el mejor gurú, el mejor coaching, el mejor guía, el mejor entrenador y sin subir las montañas del Tíbet ¿ No vas a aprovecharla?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí