ana
foto: J.L. Gálvez

Coincidiendo con su 30º aniversario como Patrimonio de la Humanidad, parece que Cáceres despega de nuevo como plató para proyectos audiovisuales, ya sean para la pequeña o la gran pantalla; aunque también se incluye su entorno más próximo, como Plasencia y Trujillo, donde poder captar estampas monumentales sin necesidad de tener que tirar demasiado de la pantalla verde o azul y los efectos digitales.

Históricamente, Cáceres ha sido en sucesivas ocasiones un plató de cine. Pero lo cierto es que su impoluto casco histórico llevaba sin acoger un rodaje desde 2013, cuando Diagonal TV decidió rodar en la capital cacereña y en Plasencia secuencias de la serie histórica de TVE ‘Isabel’.

Si ese rodaje dejaba paisajes cacereños donde buscar a Isabel la Católica, muchos años antes, Cáceres ya había presenciado cómo estrellas de la talla de Alain Delon y Alberto Closas se paseaban por el casco histórico de la ciudad, cuando España apenas era una estampa de posguerra.

Antes de que se volviera a desatar la euforia con el desembarco de la nueva serie de la niña mimada del Hollywood catódico –Shonda Rhimes, autora de la almibarada pero efectiva ‘Anatomía de Grey’—Cáceres ya combinaba superproducciones como ‘Tulipán negro’, protagonizada por Delon y Virna Lisi, con rodajes amateur de los creadores de cineclubes. Posteriormente, llegaron ‘La lozana andaluza’, ‘Los señores del Acero’, ‘1492: la conquista del paraíso’, ‘La Celestina’ y ‘Teresa, el cuerpo de Cristo’, entre otras.

Aunque la que más ruido mediático suscitó fue la cinta de Ridley Scott (que resultó un fracaso a nivel de taquilla y de crítica). En la Plaza de San Jorge (ajena en aquella época a las polémicas de los eventos culturales) desembarcaron el 2 de diciembre de 1991 Gerard Depardieu, Ángela Molina, Fernando Rey, Armand Assante y el cineasta británico, que echó mano de hasta 2.000 figurantes cacereños y transformó, durante 15 días, la ciudad monumental en la Granada de Colón. Durante semanas se acotó la ciudad monumental para convertirla en un escenario del siglo XV.

Verona desembarca en Cáceres
Plasencia, Cáceres y Trujillo servirán, junto con Salamanca, de escenarios para la grabación de la primera temporada de la serie ‘Still Star-Crossed’, que recreará la secuela de la conocida historia de Shakespeare ‘Romeo y Julieta’, en la Verona del siglo XVI. La producción española de la serie está representada por la compañía Calle Cruzada, que rodó también en Cáceres y en Trujillo la cinta de Scott; así que ya conocen el terreno. ‘Still Star Crossed’ está producida por ABC Studios, de la cadena de televisión ABC (responsable de éxitos como ‘LOST’ y ‘Mujeres desesperadas’, y Shondaland, que ha producido series como ‘Scandal’ y ‘Anatomía de Grey’).

En concreto, el episodio piloto (al que ya dio luz verde la compañía de la Disney) de esta nueva apuesta por el drama romántico de la ABC arranca justo donde acaba la tragedia de Shakespeare, dando rienda suelta a las intrigas palaciegas y los enfrentamientos entre los Montescos y Capuletos, después de la tragedia de los amantes de Verona.

La catedral del mar
Además, Diagonal TV también regresa a la ciudad para rodar escenas de la nueva apuesta de Atresmedia (Antena 3) por el drama histórico, con una ambiciosa adaptación de la novela ‘La catedral del mar’, best-seller de Ildefonso Falcones.

La parte antigua acogerá en septiembre al equipo de esta producción, protagonizada por Aitor Luna y dirigida por Jordi Frades, encargado de transformar Cáceres en la Barcelona del siglo XIV. Es decir, que el rodaje de ‘La catedral del mar’ coincidirá con la estancia en la ciudad del equipo de ‘Still Star-Crossed’. La pregunta es: ¿cómo se traducirá eso para los residentes y turistas que visiten durante ese tiempo Cáceres? Un misterio.

En cualquier caso, sí que parece que hay cierta predisposición a elegir Cáceres y su entorno como plató natural. Y no será precisamente por las facilidades que la Administración regional ofrece al respecto. Tampoco es que pongan cortapisas, todo hay que decirlo; pero la política de incentivos de la Junta está a años luz de generar una industria audiovisual en Extremadura. De momento, según parece, están más interesados en la “economía verde”, que sobre el papel y en determinados discursos queda mucho más moderno.

El hecho de que ‘Juego de tronos’ –cuya política de rodaje en exteriores naturales por todo el mundo forma parte de su calculada estrategia de marketing– puede suponer un punto de inflexión en este sentido. Habrá que esperar para saber en qué se traduce todo esto.

EDUARDO VILLANUEVA /

@e__VILLANUEVA

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here