Captura-de-pantalla-2014-04-04-a-la(s)-12.46.12

Solicitan un año de cárcel por arrojar un perro desde un sexto piso.

La protectora de animales El Refugio, que se ha personado como acusación particular, ha solicitado un año de prisión para el joven  cacereño de 22 años al que se le acusa de arrojar un perro desde la ventana de un sexto piso, delante de su dueño, y causar la muerte al animal.

Este hecho ha situado a la ciudad de Cáceres en el centro de atención de procedimientos relacionados con el maltrato animal, a la espera de conocer la sentencia.

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de junio de 2013, cuando la Policía Nacional detuvo en Cáceres a un joven de 24 años, acusado de la muerte del perro de un amigo de su novia, que arrojó desde un sexto piso sito en la calle Argentina de Cáceres, huyendo posteriormente.

El detenido declaró tras su detención que un amigo de su novia se presentó en su domicilio, a cuya puerta “llamó insistentemente para hablar con ella” y con la que mantuvo una discusión cuando entró en la casa.

Según la policía, en un momento dado cogió al perro del denunciante —un “bulldog francés”, de diez meses— y lo arrojó al vacío, por una ventana desde el sexto piso en el que se ubica el domicilio. A continuación, tras causar la muerte del animal huyó a la carrera de la vivienda.

El encausado ha reconocido los hechos durante el juicio, que ha quedado visto para sentencia

Desde la protectora aseguran que, estos momentos, “estamos inmersos en un centenar de procedimientos civiles-administrativos en toda España”. Según  Nacho Paunero, presidente de la protectora El Refugio, “no vamos a dejar de perseguir a las personas que maltratan animales y vamos a intentar que todo el peso de la ley caiga sobre ellos”.

El encausado se declara “arrepentido”

El acusado ha reconocido los hechos que se le imputan durante el transcurso del juicio, que ha quedado visto para sentencia, ante las preguntas de la abogada del Ministerio Fiscal y ha pedido “perdón públicamente” al dueño del animal.

El abogado de la defensa ha asegurado que esta “desagradable reacción” se produjo “en un acto de arrebato”. “No es que mi representado sea una persona que no quiera a los animales o que sea un maltratador, se han dado unas circunstancias especiales en una relación personal en donde desgraciadamente ha pagado un animal, que es lo mínimo de lo máximo que podría haber ocurrido en ese trance”, ha asegurado Aparicio.

Condenado a tres meses de prisión
El Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres ha condenado a tres meses de prisión al joven así como a un año de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales. Además, deberá pagar 2.700 euros al dueño del perro en concepto de indemnización, de los que 700 suponen el precio de adquisición del perro, y los 2.000 restantes por “daños morales”, según sentencia. La sentencia considera a este joven responsable de un delito de maltrato de animales domésticos, y lo condena además a abonar las costas del proceso judicial, según se recoge en el fallo judicial dictado tras el juicio que se celebró el pasado miércoles, 2 de abril, en Cáceres.

E. Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here