La bruja Circe

Prepara un lugar como una mesita o un taburete para poner una vela blanca o con aroma de vainilla y un stock de sándalo.

Selecciona las siguientes hierbas y especias: 1 cucharadita de anís, 1 cucharadita de clavo seco, 1 palito de canela, 1 cucharadita de pimienta, 3 hojitas de laurel, tela blanca de algodón e hilo blanco.

Junta todos los ingredientes en dos montoncitos iguales uno es para quemar y el otro hay que ponerlo sobre una la tela blanca. Coloca los materiales en el centro de la tela con cuidado, junta y amarra la tela por las cuatro esquinas y la atas con el hilo alrededor de las cuatro esquinas de la tela (que quede tipo bolsa) haciendo tres nudos tres veces. Puedes hacer varios saquitos a la vez pero guarda una porción para quemar. Enciende la vela, di “ilumina y protege”, enciende el sándalo, di “aparta el mal”, quemas las hiervas y di “que mi petición sea escuchada y cada una de estas bolsas bendecidas” (puedes añadir los ángeles o cualquier santo al que le tengas fe).

Cuando termines toma tu bolsita, cierra los ojos y visualiza que de ella se desprende energía positiva que te rodea. Siente toda la protección que te está rodeando. De esta manera cargas la bolsa con fuerza para que te proteja.

Puedes crear una bolsa cuando quieras, para sentir la protección personal, para ponerla en tu mesilla, en la mochila de tu hijo, en tu bolso, bajo la almohada o dejar una en tu auto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here