La bruja Circe

“Circe todo me sale mal”. Casi el cien por cien de las personas que se acercan a buscar consejo dicen que todo les sale mal y se quejan continua y reiteradamente. Sed conscientes que es imposible que todo salga bien o mal a alguien, solo es la mirada con la que se mira. Te quejas si te ha salido mal una relación sin entender que de haber continuado con esa persona el mal para ti sería mucho mayor.

Las quejas no atraen sino energías negativas, es humano quejarse pero cuando la cosa pase olvídala y dedícate a tu presente, porque si pierdes el presente quejándote del pasado pierdes el presente y no ganas nada. Desde los actos más pequeños o cotidianos, nos damos valor y por tanto nos damos energía positiva, al danos tiempo para aprender o para cuidarnos, creamos energías positiva, no es superfluo, desde comprar un adorno que nos agradó para el hogar o el lugar de trabajo a un masaje y no es un desperdicio de dinero, la satisfacción estética tiene un efecto estimulante sobre nuestro campo energético.

Si estamos haciendo trámites y nos detenemos a tomar un café, no hacerlo en un bar paupérrimo para ahorrar algunas monedas nos baja la energía, una media hora de relax en una confitería agradable y hasta suntuosa nos estimulará por la misma razón, generando pensamientos positivos. Y sobre todo, deja de criticar o prestar oído a las críticas. Comprende que el “correveidile” es la cuna de la envidia y la mediocridad y por tanto roba la energía positiva y atrae el mal de ojo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here