Establecer al agenda y los temas de discusión de la sociedad es una batalla habitual entre los partidos políticos de cualquier democracia. Todos entre ellos, luchan por copar portadas y minutos de tele y radio para marcar y liderar las discusiones políticas.

Hay una teoría, Agenda Setting, “teoría de la fijación de la agenda”, que postula que los medios de comunicación de masas tienen una gran influencia sobre el público al determinar qué asuntos poseen interés informativo y cuánto espacio e importancia se les da. El punto central de esta teoría es la capacidad de los medios de comunicación para graduar la importancia de la información que se va a difundir, dándole un orden de prioridad para obtener mayor audiencia, mayor impacto y una determinada conciencia sobre la noticia. Del mismo modo, deciden qué temas excluir de la agenda.

Más claramente, la teoría del establecimiento de la agenda dice que la agenda mediática, conformada por las noticias que difunden los medios informativos cotidianamente y a las que confieren mayor o menor relevancia, influye en la agenda pública.

Para la Agenda Setting los medios de comunicación son mucho más que un simple proveedor de información y opinión, lo que ocurre en el Estado, en el país y en el mundo luce diferente para distintas personas, no sólo por su ideología e intereses individuales, sino también por el mapa informativo que trazan los reporteros, editores y articulistas de los medios a través de los cuales se informan.

Hasta el 8 de octubre de 2018. VOX, su ideología, sus postulados y sus caras visibles eran un accidente residual dentro de esa agenda. Desde entonces se le ha dado un espacio fuera de lo común a sus postulados y representantes. El resultado de las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre ha ampliado a un más esa visibilidad a porcentajes sospechosos.

La semana pasada los informativos matinales de Antena 3 o Telecinco han tenido tres de sus cinco días invitados del partido de ultraderecha. ¿Es esto normal? ¿Sus 12 diputados y 395 mil votos en Andalucía le dan derecho a marcar la agenda política de 48 millones de españoles o a poner en entredicho la Ley que más consenso ha obtenido en el congreso en los últimos diez años? ¿A qué se debe esta sobre exposición? ¿Qué intereses hay para que este partido marque de repente la agenda política?


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here