El Ministerio de Sanidad ha levantado el aislamiento social del municipio de Arroyo de la Luz (Cáceres). Esta localidad se encontraba en este estado desde que el pasado 13 de marzo se detectaran un gran número de casos confirmados de COVID-19. Ahora los vecinos están “aliviados”.

El levantamiento de este aislamiento se produjo ayer lunes, 13 de marzo. Las Fuerzas de Seguridad ya no están controlando las entradas y salidas de Arroyo, una postal que era ya habitual en el último mes. Además, los trabajadores del pueblo que pertenecen a sectores no esenciales han podido retomar su actividad laboral tras la finalización de las medidas excepcionales decretadas por el Gobierno.

Así, algunos de los vecinos han confesado que lo han pasado “fatal” este mes. Una vez que se ha levantado el aislamiento respiran “más aliviados”. Sin embargo, otros afirman que siguen “teniendo el mismo miedo”. “Yo tengo un hijo que trabaja en el campo y por donde tenía que pasar estaba todo cortado, tenía que dar una vuelta grandísima para llegar”, ha relatado una vecina. Además, ha insistido en que “el aislamiento lo han quitado pero seguimos igual porque tenemos que estar en casa, no podemos salir”.

De igual forma, otra vecina ha señalado que han estado “muy agobiados a nivel general” porque no podían salir a sus puestos de trabajo ni “visitar a nadie”. Ahora, al no estar aislados les proporciona “tranquilidad” porque “están al nivel de todo el mundo”.

Además, esta vecina es consciente que “hay que tener mucha precaución todavía” porque no saben “donde puede estar la infección”. De todos modos, ha remarcado que están “más tranquilos”, algo que también ha señalado otra vecina de Arroyo, quien ha indicado que “la tensión que había al principio no la hay ya”.

Por su parte, otros vecinos han señalado que lo han llevado “bastante bien” a pesar de que “salieron bastantes casos” en la localidad. Igualmente, han mostrado su deseo de que “pase todo” para volver “a la normalidad cuanto antes”.

“La gente lo ha llevado bien, al principio a lo mejor ha costado pero luego ya te acostumbras”, ha asegurado un vecino. A la vez, ha destacado que al levantarse la situación de aislamiento “ya la gente está más desahogada, puede ir a trabajar” y “se han abierto” algunas tiendas así como los bancos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here