_MG_0201

El consistorio se niega a pagar los desperfectos en viviendas sociales de Aldea Moret.

El Ayuntamiento de Cáceres se niega a hacerse cargo de los desperfectos estructurales que sufren las viviendas sociales de Aldea Moret, según la Plataforma de Afectados de las Viviendas Municipales, que denuncia que “el proceso hipotecario no se ha paralizado, pese a que así se aprobó en la última sesión plenaria”.

Según explica la portavoz de la plataforma, Lourdes Teresa Romero, el consistorio enviará a “varios técnicos municipales” a peritar los desperfectos en los pisos sociales, “pero la alcaldesa, Elena Nevado, ha dejado claro que el ayuntamiento no se hará cargo del arreglo, porque eso es culpa de la constructora” ha aseverado Romero, después de la primera reunión mantenida entre los afectados y el consistorio.

Por otro lado, la plataforma considera “insuficientes” las propuestas aportadas por el Ayuntamiento de Cáceres, basadas en el “supuesto” cobro de la Renta Básica, una ayuda de emergencia de un máximo de 1.060 euros u otra de primera necesidad durante seis meses, “dependiendo de la situación económica de cada familia”.

El ayuntamiento plantea ayudas de emergencia y de primera necesidad para los afectados por la subrogación de hipotecas

El consistorio “se opone al alquiler social para las familias que no puedan formalizar una hipoteca” y asegura que la postura de la alcaldesa, Elena Nevado, se basa en asegurar “que un alquiler social es más caro que el pago de la hipoteca; pero no tiene en cuenta las hipotecas variables”.

Romero también insiste en que las ayudas económicas que la administración local plantea “están supeditadas al ficticio pago de la Renta Básica, que nadie ha cobrado en Cáceres, y a unas ayudas económicas escasas, que se adscriben a circunstancias muy concretas”. En este sentido, Romero ha recordado que el 90% de los afectados por la regularización de las escrituras de las viviendas municipales de Aldea Moret “se encuentra en una situación económica precaria”.

“Caso por caso”

Por su parte, la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, ha mostrado su compromiso con las familias de Aldea Moret, pendientes de escriturar sus viviendas adjudicadas en el año 1988, a estudiar “caso por caso” la situación particular de cada uno de cara a que aquellas familias que no cuenten con recursos “no tengan problemas” con su vivienda.

El precio de las viviendas, que es el que se concertó en el contrato de compraventa suscrito en el año 1988, va de 14.660 euros a 25.500 euros, en función del tamaño y las características de la casa, con un coste mensual que oscila entre los 55 euros y los 95, lo que está por debajo del valor del alquiler social del Ejecutivo extremeño (65 euros).

210 adjudicatarios pendientes

En 1988 se suscribieron contratos privados de compraventa de estas viviendas con las familias que habían sido adjudicatarias de las mismas, con el compromiso de que dichas familias elevarían a escritura pública dicho contrato y la adquisición de la vivienda.

Esos contratos de compraventa se suscribieron con el ayuntamiento en su momento. A día de hoy sigue abierto el proceso para la formalización de dichas escrituras para la transmisión del pleno dominio a los adjudicatarios.

Desde entonces, se han escriturado un total de 91 viviendas, de las cuales 17 se han hecho desde el año 2011, mientras que las 74 restantes se han hecho en los años anteriores y con gobierno de diferente signo político, puesto que los llamamientos para escriturar comenzaron en el año 2001.

En la última comunicación realizada el consistorio se dirigió a 210 adjudicatarios legales, que ocupan sus viviendas y que “aún no han formalizado sus escrituras, ni se han subrogado en el correspondiente préstamo hipotecario” según informan desde el consistorio cacereño.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here