Alice-Russell

La voz negra de la británica se suma a los ritmos tribales de los lusos

Es rubia y con ojos azules pero su voz negra es imponente. Durante puso voz a gran cantidad de músicos de la escena negra electrónica. Pero desde 2008 vuela sola. Aquel año sorprendió con un soberbio álbum de soul inspirado en las décadas de los 60 y los 70. “Pot of Gold” salió en acústico y desde entonces el nombre de esta británica de Suffolk no ha parado de crecer.

Alice Russell se incorpora al cartel de la XXIV edición de WOMAD Cáceres sumando así un total de 20 artistas llegados de 11 países, que darán lo mejor de sí mismos en los conciertos y actividades programados entre los días 7 y 10 de mayo en los diferentes espacios del festival.

Russell es puro talento, una fuerza de la naturaleza. Inevitablemente asociada a grandes damas del soul como Aretha Franklin, Russell se dio a conocer a través de una serie de grabaciones para Bah Samba, Quantic, TM Juke o Nostalgia 77. Sus dos primeros lanzamientos discográficos, “Under the Munka Moon” (2004) y “My Favourite Letters” (2005) rescatan sonidos del funk más auténtico, del folk-soul y del R&B más moderno y orgánico. Pero fue, como ya hemos apuntado, fue su disco de 2008 “Pot of Gold”, producido por su director musical y colaborador de siempre TM Juke, el que dio renombre internacional, con un sonido anclado en el soul más clásico de finales de los 60.

Su último trabajo, “To Dust” (2013) la posicionó como la voz más poderosa del soul británico y publicaciones como The Guardian la califican de “el secreto mejor guardado de Inglaterra”.

Pero por mucho que a Alice Russell le guste el trabajo de estudio, reconoce que hay algo especial cuando se sube a un escenario frente al público. Ya sea actuando con una banda completa, con sección de metales incluida o en un ambiente más íntimo y con un formato reducido; cuando el talento de Russell se desata sobre el escenario, pone los vellos de punta a cualquiera.

Ritmos angoleños

Los portugueses del grupo Batida son la pieza que falta para encajar el puzle de sonidos que WOMAD ha preparado en esta ocasión.

La formación, que combina la música tribal angoleña con rutinas modernas en las que los bailarines son parte integrante de las presentaciones, ofrecerán un concierto el viernes 8 de mayo en la plaza de San Jorge.

En este mismo escenario impartirán al día siguiente un taller para todos los públicos, ha informado la organización en un comunicado.

Batida significa ritmo, pero es también el nombre de muchas recopilaciones piratas que circulan por las calles de Luanda.

Cada día salen nuevas recopilaciones directamente del musseke (ghetto) para todos los kandongueiros (taxis), la principal forma de transporte público.

Estas recopilaciones revelan, más que la radio, el sonido que se escucha en las calles. Este proyecto fue creado por el portugués-angolano Dj Mpula aka Pedro Coquenao.

Nació en Huambo (Angola) y creció en las afueras de Lisboa (Portugal) como presentador de radio, programador de música y productor de documentales.

En Batida combina lo tradicional con elementos urbanos, explorando archivos de música e imagen de los años 60 y 70. El resultado “es un reflejo de su experiencia de vida, dividido entre Portugal y África, entre celebrar la positivity y el activismo social”. Otra apuesta sonora más para no perderse el WOMAD 2015.

Avuelapluma /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here