Lunes de papel
Emilia Guijarro

Ha terminado el año 2018 como empezó, con los temas que afectan a los derechos de las mujeres. Hay una gran preocupación entre mujeres y hombres que creen en la igualdad entre géneros, por los últimos acontecimientos que están ocurriendo con respecto a los derechos a la igualdad de las mujeres y las leyes que nos protegen de la violencia de género . Hay motivos para la preocupación, cuando vemos lo que está ocurriendo en la formación del Gobierno de Andalucía. Que de los puntos negociados y pactados entre Ciudadanos y el Partido Popular el gran escollo para Vox sea la Ley de Violencia de Género, da cuenta de que hay motivos para el temor porque fuerzas políticas de extrema derecha que traten de imponer su criterio como si éste no fuera uno de los mayores problemas que tenemos en el país.


Preocupa lo que ocurre en Brasil, país en el que la violencia de género tiene un índice elevado y donde ha ganado las elecciones Bolsonaro, un líder de extrema derecha con un programa que abomina de las políticas de género, y que está dispuesto a hacerlas desaparecer de la agenda de gobierno.


El tribunal supremo dictaminó en contra de esta medida y permitirá la entrada al templo

Sin embargo, en medio de este desolador panorama, en lugares lejanos, allí donde la religión ha marcado la vida y los patrones de desigualdad de millones de mujeres, como es la India, una cadena humana de seiscientos kilómetros de mujeres a lo largo de caminos y carreteras, protestando por prácticas tan ancestrales como que una mujer en periodo fértil no pueda acceder a un templo porque se la considera impura, nos devuelve la esperanza de que mucho de lo conseguido va a permanecer para siempre.


En la India las mujeres mientras están en periodo fértil tienen absolutamente prohibida la entrada al templo de Ayyappa, en el estado de Kerala. El tribunal supremo dictaminó en contra de esta medida y permitirá la entrada al templo, sin embargo era algo imposible por la intransigencia de los conservadores, hasta que la semana pasada dos mujeres han penetrado en el interior del templo, con la oposición del primer ministro, del partido conservador y con grandes revueltas en las calles, porque va contra el espíritu de la India. Frente a ello y para acompañar en su gesto a estas valientes se ha formado una cadena humana de seiscientos kilómetros que es una de las imágenes más impactantes con las que termina el año 2018. Pequeños grandes logros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here