01_SDUNDV_Metatarso_by_AnaHimes-baja1

Un monólogo con Cervantes en el año 2015 completa el cartel de la última semana del festival

La maquinaria del Festival de Teatro Clásico inicia su recta final esta semana y se despedirá con dos estrenos:, el “Sueño de una noche de verano”, de William Shakespeare, en versión del director Darío Facal y con un elenco de lujo, encabezado por Carmen Conesa, y “El Príncipe”, de Maquiavelo, dirigida por Juan Carlos Rubio y protagonizada por Fernando Cayo.

De la versión que Facal se ha inventado para el clásico shakesperiano (su comedia más popular) hay que destacar que su autor es el mismo que realizó las ‘rockeras’ “Amistades peligrosas” (también con Carmen Conesa), con gran éxito y que han estado girando durante dos años.

La obra, ambientada en la Grecia Clásica, sucede a lo largo de una noche en un bosque cercano a Atenas donde también se encuentra el Reino de las Hadas. Durante los preparativos de la boda del Duque Teseo con Hipólita, dos parejas de amantes envueltos en un enredo de amor no correspondido se pierden en el bosque: Hermia, obligada contra su voluntad por su padre Egeo a casarse con Demetrio, huye con su amado Lisandro para casarse en secreto. Sin embargo, su amiga Elena decide delatarla a Demetrio, del que está enamorada, para conseguir que se desengañe de Hermia y la ame a ella. El plan le sale mal y Demetrio persigue a su amada, y Elena tras él.

Por su parte, Talycual producciones pondrá en escena la oscura naturaleza del poder con “El príncipe”, una versión dramatizada del ensayo de Maquiavelo que ha adaptado y dirige Juan Carlos Rubio.

Maquiavelo escribió “El Príncipe” en 1513. Cinco siglos después, sus palabras siguen absolutamente vigentes. De hecho, la versión de Rubio plantea el hecho de que resulta “aterrador pensar que, pase el tiempo que pase, las reglas del poder son siempre las mismas”.

Rubio refleja que en estos momentos de convulsión política, “de mentiras, de corrupción, de abusos, echar una mirada al pasado nos puede ayudar a comprender mejor el presente”. Así, la clarividencia del análisis de Maquiavelo deja patente, una vez más, que el ejercicio del poder necesita de maniobras y decisiones que no siempre son éticamente afortunadas.

Matar al rey

Intereses, corruptelas y una galería de personajes históricos pueblan “Matar al rey” de Chema Cardeña. Un thriller medieval sobre la muerte del rey Enrique IV, en el que todos son sospechosos: la hermana del rey, Isabel la Católica; la esposa del rey, Juana de Avis; o su antiguo privado, Beltrán de la Cueva.

En palabras del autor del texto original y responsable de la puesta en escena, Chema Cardeña, “la obra está hecha en forma de thriller; asistimos a un juicio y a partir de ahí son todo flashbacks. Es una obra muy rápida, y lo que más me sorprende del público es que me dicen que no hay ni un segundo para desconectar”.

Por último, la obra “MC Manco y de la Mancha” de Francisco Quirós, también podrá disfrutare esta semana en el escenario de las Veletas.

La sinopsis de la obra reza así: Año 2015 de nuestra era. Miguel de Cervantes es despertado de su descanso eterno por unas extrañas voces que no entiende. Tampoco entiende qué hace allí, ni sabe su nombre, ni por qué está rodeado de libros. La única pista palpable que tiene para empezar a esclarecer el misterio es una vieja tabla grapeada con las iniciales M.C., hasta que descubre lo que sucede tras la cuarta pared: está menos solo de lo que parecía.

Un monólogo, que basa su fuerza en la pelea constante con Lope de Vega, Shakespeare, Dios, el amor, la guerra y su brazo (que no está tan muerto como parecía).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here