“Lo más inmediato ha sido impulsar la ejecución del presupuesto”

Rosario Cordero, alcaldesa de Romangordo y presidenta de la , hace balance de los primeros siete meses al frente de la Institución Provincial y fija los objetivos a corto plazo de la legislatura, en base a las necesidades de los municipios

Charo-Cordero

Ha sido diputada de Desarrollo y presidenta del Grupo de Acción Local ARJABOR, ¿cómo influye esto es la presidencia de la Diputación?

Esa aportación al desarrollo y al municipalismo ha propiciado que yo sea presidenta de la Diputación. Me enfrento a las peticiones de los alcaldes de los municipios escuchando para saber cuáles son los problemas a los que los ayuntamientos se enfrentan. Problemas que yo misma conozco de primera mano porque soy alcaldesa de Romangordo. No creo en una Diputación que haga política sin escuchar a los alcaldes y alcaldesas de la provincia. Se trata de que ellos nos dirijan hacia las políticos que sus municipios necesitan.

¿Y cuáles serían las necesidades más acuciantes de los municipios?

Las infraestructuras son un recurso muy importante que esta administración pone a disposición de los pueblos, por ejemplo con el Plan Activa. El suministro de agua potable a los ayuntamientos es otra necesidad importante, así como la depuración de aguas residuales, que provoca que los consistorios se preocupen del medioambiente en una provincia eminentemente turística. Pero, sin duda, el problema más acuciante es el de la generación de empleo en las comarcas, a través de proyectos de desarrollo en consonancia con los grupos de acción local. Hay que incentivar el empleo, y hay que buscar la coordinación absoluta de todas las administraciones para bajar el paro y la despoblación que sufre la provincia. Si no creamos empleo y conseguimos asentar la población puede suceder que muchos pueblos tengan verdaderas dificultades en su futuro.

¿Cuáles son los principales cambios que se han introducido en la Diputación?

Hemos trasladado la política del diálogo a nivel cultural, de igualdad, de turismo, empresarial… Yo destaco la transparencia de la institución, con las puertas abiertas a todos y todas. El Plan Activa, que ha supuesto que cada ayuntamiento decida qué inversiones quiere para su municipio. Y también el Plan de Empleo Social para contratar desempleados de larga duración en los próximos meses. También queremos introducir la planificación de desarrollo de todas las comarcas de la provincia de Cáceres, para trabajar en planes de desarrollo reales con los territorios. Incentivar y potenciar el asesoramiento a municipios, desde el punto de vista legal, con todas las nuevas leyes que han surgido, para no poner en riesgo la calidad de los servicios que se presta a los ciudadanos. La Diputación tiene que ser más ágil y adelantarse a los problemas que plantean los ayuntamientos.

¿Y con qué problemas se ha encontrado al llegar a la Diputación?

Uno de ellos ha sido la baja ejecución en las obras. Había un plan bianual y otro extraordinario de obras, pero su ejecución era muy baja. Obras que ya tenían que estar realizadas en los pueblos en 2014, todavía no han comenzado. Esto supone ralentizar la creación de empleo y el disfrute de los ciudadanos de las nuevas infraestructuras…

¿Y por qué esa paralización?

Porque iba muy lenta la administración en la ejecución de las obras, en un momento en el que era vital mantener esas inversiones para dinamizar el sector empresarial de la provincia. Así que nos hemos puesto manos a la obra para comenzar a adjudicar esas construcciones en los municipios y hemos conseguido reducir el porcentaje. Lo más inmediato ha sido impulsar la ejecución del presupuesto promoviendo obras en municipios que “estaban paradas” y que se han puesto en marcha para generar empleo, de manera que ahora mismo el plan de inversiones anual está ejecutado en un 94%.

¿Cómo va a trabajar la Diputación la participación ciudadana y la igualdad?

En el tema de igualdad aquí no se ha hecho nada en los últimos cuatro años. Ahora damos enfoque de género a todas las políticas y todas las partidas presupuestarias de la Diputación. Hemos convocado la comisión paritaria, que no se hacía desde la época de Tovar como presidente. Hemos inaugurado una Asamblea de Mujeres, para dar voz a las mujeres del mundo rural. Una asamblea de carácter participativo, que se reunirá cada seis meses, y que está formada por representantes de asociaciones de mujeres, de las mancomunidades y comarcas de la provincia, para abordar temas de interés para el desarrollo de los municipios cacereños. En cuanto a la participación ciudadana, pues hay que fomentarla absolutamente. Nosotros lo hacemos con múltiples reuniones con empresarios, empleados públicos, alcaldes y alcaldesas, etc. La participación tiene que ir ligada a todas las políticas que hagamos. No podemos, por ejemplo, hacer una convocatoria de subvenciones para los grupos de acción local sin hablar con ellos y saber cuáles son sus necesidades.

Eduardo Villanueva/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here