DSC_6126

“A veces una vida cabe en un microrrelato”

 

Se han presentado 158 trabajos al certamen, ¿hay buena cantera de futuros escritores?

 

No son futuros escritores, sino escritores sin más. Un alumno que se sienta y reflexiona sobre lo que quiere escribir, y juega con las palabras, la concisión, la polisemia y las figuras literarias es ya un escritor. Puede que le falte experiencia pero no ilusión y ganas de escribir. La cantera es muy buena y la calidad de los microrrelatos presentados también.

 

Dígame una característica fundamental que debe tener un microrrelato para estar bien construido…

 

Como género narrativo, tiene que contar una historia (este principio es irrenunciable) en la que impere la concisión, la elipsis, la sugerencia, así como la extrema precisión del lenguaje. Luego, el humor, el final sorprendente, la intertextualidad, la bisemia o polisemia ya no son tan necesarios aunque uno espera siempre encontrarlos en un buen microrrelato.

 

¿Es el microrrelato un género literario menor?

 

No, no lo es. Para algunos escritores es un género aparte, en busca de tradición. Yo creo que es un subgénero narrativo, tan digno como el cuento, que se mueve en ese territorio ambiguo y limítrofe entre la poesía, el aforismo, la sentencia, la greguería…no menores, sino distintos.

 

¿Dónde se siente más cómoda Pilar Galán, en la concisión de la columna o en la narración de la novela?

 

Depende de lo que quiera contar. Hay temas que necesitan una novela y otros se ajustan perfectamente al microrrelato. A veces se necesita una novela entera para describir un beso, y otras, una vida cabe en un microrrelato. Hay novelas que se leen en lo que parece un segundo y micros que se hacen eternos. En general, me encuentro más cómoda en las columnas, por su semejanza con los cuentos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here