Nosotras parimos nosotras decidimos Clorinda Powers

Mi ojito derecho
Clorinda Power

Ayer, una amiga me confesó, al final de nuestro encuentro, que le estaban entrando ganas de ser madre. Y a pesar de que soy una de esas que piensa que una mujer no necesita ser madre para ser plenamente feliz, me alegré muchísimo por ella. Porque no hay nada mejor en este mundo que desear algo que sí podemos tener.

Eso me ha hecho darme cuenta de que, este año que empieza, mi amiga tendrá muchas más probabilidades de éxito que yo, que le he pedido un ascenso a mi jefe. Y me lo merezco, eh, pero por desgracia no lo decido yo. Por eso, a veces, me pongo cómica y pienso que nos hacemos madres para experimentar qué se siente al tomar una decisión, al tener la última palabra, y que eso, y no el hecho de ser madres, es lo que nos hace a las mujeres tan felices. Supongo que por eso a mí me gusta tanto, y a vosotros tan poco, lo de “nosotras parimos, nosotras decidimos”. Parir bien, decidir ya no tanto, ¿verdad?

Parir bien, decidir ya no tanto, ¿verdad

Pero para cómicos, los 500.000 andaluces que votaron a Vox. Quién les iba a decir a ellos, quién os iba a decir a vosotros, quién nos iba a decir a nosotras que 500.000 personas pondrían entre las cuerdas la integridad de tantas mujeres víctimas de la violencia de género. Quién podría haber siquiera imaginado que el presidente del PP volvería a hablar de violencia doméstica en el año 2019. Qué vergüenza, qué pena y qué miedo. Porque en vez de luchar contra los asesinos, los violadores, los maltratadores y los machistas, están luchando contra nosotras.

Y vamos a defendernos.

Porque nosotras decidimos y por eso parimos.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here