shakespeare3

‘El enfermo imaginario’, ‘La luz oscura de la fe’ y ‘El burgués gentilhombre’ se estrenan en el Festival de Teatro Clásico.

Uno lleva 341 años muerto, pero su nombre sigue ilustrando la prensa a cada rato. El otro ha pasado en numerosas ocasiones por Cáceres y, probablemente, esta vez vuelva a colgar el cartel de ‘Entradas agotadas’.

La compañía Delirium y Abubukaka adaptan una de las obras más populares del dramaturgo francés: “El enfermo imaginario”. Desde una perspectiva absolutamente contemporánea, la obra demuestra las enormes posibilidades que ofrecen los clásicos y sus reinterpretaciones.

Molière satiriza con exquisitez a los médicos de su tiempo y nos brinda una hermosa comedia llena de amor e intriga, con un lenguaje sencillo que no sabemos si la adaptación de Severiano García y Soraya G. del Rosario habrá mantenido.

Molière volverá a iluminar el escenario de la plaza de las Veletas con la segunda obra-estreno de la Sección Oficial del festival: “El burgués gentilhombre”.

El señor Jourdain, hombre cándido e ingenuo, cuyo padre se enriqueció con su oficio de trapero. Jourdain quiere adquirir los modales de los aristócratas que frecuentan la corte.

Así, encarga un traje más apropiado para su nueva condición de gentilhombre y se dedica a aprender todo aquello que le parece indispensable: el manejo de las armas, el baile, la música y la filosofía. Todos sus maestros hablan desdeñosamente de este nuevo rico, quien a pesar de su mal gusto, es una auténtica mina de oro.

Irónica, irreverente, mordaz y divertida, “El Burgués gentilhombre” de la compañía Mephisto Teatro con versión y dirección de Liuba Cid, nos acerca a un Molière en el que los límites de la comedia son transgredidos tanto en lo visual como en lo dramatúrgico.

El Brujo (Sí, otra vez)

¿Cuántas veces ha venido El Brujo a Cáceres? Innumerables. Probablemente, hasta tenga ya casa en Cáceres. Este fin de semana regresa con un estreno a medias (porque la obra ya pasó por la Muestra de Teatro de Úbeda): “La luz oscura de la fe”.

Interpretada  y dirigida por el propio Rafael Álvarez, y dedicada al místico y poeta carmelita. San Juan de la Cruz es la combinación de cultura, sensibilidad y espíritu… ¡Y aún siendo un pobre fraile tiene que pagar el 21% de IVA! Reza la promoción de esta obra, que a buen seguro obtendrá el beneplácito del público cacereño.

E. Villanueva / 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here