Más de 200 mujeres periodistas de Extremadura, una gran mayoría miembros de la Asociación de Periodistas de Cáceres (APC), han elaborado y suscrito un manifiesto con motivo de la celebración, hoy jueves 8 de marzo, del Día Internacional de la Mujer, en el que quieren visibilizar la situación de la mujer en el periodismo en particular y en otras facetas profesionales o situaciones sociales en general.

El texto completo de dicho manifiesto, que centra la concentración que realizarán hoy jueves, a las 12,30 horas, en el Paseo de Cánovas de Cáceres, y que también será leído a la misma hora en la Plaza de los Poetas de Mérida y a las 11,30 horas a las puertas de la Delegación del Gobierno en Badajoz, es el siguiente:

Manifiesto

El 8 de marzo las mujeres periodistas de Extremadura manifestamos que nuestra voz se suma a las movilizaciones que por todo el mundo reivindican igualdad de derechos para nuestro género. Lo hacemos por mejorar el presente y el futuro, pero también pensando en todas las mujeres de nuestro gremio que nos precedieron, que derribaron muros y fueron pioneras. Éstas son nuestras demandas y reflexiones.

-Acceso a todos los puestos, conciliación. Pedimos a las empresas periodísticas, a las instituciones y a los organismos empleadores que no obstaculicen la inclusión de pleno derecho de la mujer en todos los puestos de trabajo, incluyendo los de mayor responsabilidad. Los cargos directivos están aún copados por hombres. Pedimos que la mujer no sea penalizada por ser madre y que se activen los mecanismos para que la responsabilidad de los cuidados familiares sea equitativamente repartida.

-Eliminación de la brecha salarial: Demandamos que se elimine la brecha salarial producida por los costes de la conciliación (que generalmente recaen en la mujer) y por el hecho de que las mujeres se hayan incorporado de manera más tardía al mundo laboral, lo que les priva de beneficios acaparados por los hombres en un mercado laboral cada vez más precario. El desempleo que asola a nuestro sector alcanza cotas mucho más altas entre las mujeres.

-Compromiso contra el machismo en el lenguaje y en los enfoques. Queremos un mundo construido de manera equitativa por mujeres y hombres, por lo que nos comprometemos a luchar contra el sexismo en el lenguaje y los estereotipos de género y pedimos que también lo hagan nuestros compañeros. Los medios han de mantener la función social de luchar contra la violencia machista y todo tipo de desigualdades, una tarea que ha de ser constante y decidida, por lo cual seremos altavoces de todas aquellas causas que luchen por la igualdad, así como de todas aquellas en las que se vulnere este principio.

-Compromiso con la infancia. Este 8 de marzo queremos también fijar nuestra mirada en las niñas y adolescentes, el futuro. Medios de comunicación, sistema educativo y familia han de esmerarse en romper la transmisión de los roles tradicionales y condenar las situaciones de acoso y maltrato.

-Atención a la mujer en el ámbito rural. En un entorno rural como es el extremeño, fijamos nuestra mirada a la desigualdad que se produce en los entornos alejados de los núcleos urbanos, en donde la luchas por la equiparación de derechos entraña aún más obstáculos.

-Mirada fuera de Occidente. Lanzamos una mirada a todas las mujeres que en cualquier rincón del mundo, en especial fuera de Occidente, sufren por motivos de género. Pedimos a los responsables de los medios un especial empeño en transmitir estas situaciones que van en contra de los Derechos Humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here